Jurídico 


La transmisión del dominio en la compraventa

Una de las cuestiones más controvertidas y problemáticas en el Derecho Civil en general y en la parte de Obligaciones y Contratos en particular, ha sido la llamada transmisión del dominio en la compraventa. Mucho se ha discutido sobre esta materia  en nuestro ordenamiento jurídico. La cuestión no es baladí, y tiene una relación estrecha con otras cuestiones igualmente debatidas  como la venta de cosa ajena, la doble venta y la venta con pacto de reserva de dominio, a las que intentaremos acercarnos en siguientes artículos. Dada la extensión y complejidad de la misma, daremos unas breves y concisas pinceladas que puedan acercarnos a dicha institución, ahondando en  y sobre la posición de la doctrina y jurisprudencia en esta materia.

Dos son las cuestiones principales relacionadas con la transmisión del dominio en la compraventa:

  • Si el sólo contrato de compraventa basta para transmitir el dominio.
  • Si es obligación del vendedor transmitir la propiedad de la cosa vendida al comprador.

La primera cuestión tiene en nuestro derecho positivo una respuesta negativa, pues frente al sistema de transmisión consensual del dominio del Código francés, ( que recogió el Proyecto español de 1851 y que fue defendido por García Goyena), nuestro Código vigente sigue fiel a la tradicional doctrina del título y modo.

traditioEn consecuencia, el contrato de compraventa para que transmita el dominio debe ir acompañado de la entrega de la cosa, cumpliéndose a sí los dos requisitos del título y modo, tal y como establece el artículo 609 CC (precepto que consagra, en su inciso segundo in fine, que la propiedad se adquiere , entre otros ….. “por consecuencia de ciertos contratos mediante la tradición“).

            En cuanto a la segunda cuestión, se trata de un problema más complejo en el que interfieren los antecedentes históricos, el Derecho comparado, la doctrina y la poca claridad del Código Civil.

En el Derecho romano, el vendedor no estaba obligado a transmitir la propiedad al comprador sino sólo a entregarle la cosa y mantenerle en la pacífica posesión de la misma.

Pero en Derecho contemporáneo hay una tendencia a imponer al vendedor esta obligación pues cuando el comprador celebra un contrato de compraventa lo que pretende es adquirir la propiedad de la cosa y no sólo su posesión.

En el derecho comparado podemos observar esta postura, y así,Códigos como el francés, el italiano o el alemán establecen con claridad la obligación del vendedor de transmitir la propiedad de la cosa vendida al comprado.

¿Cuál es la postura de nuestro ordenamiento jurídico? Ante el silencio del Código Civil español, que no se muestra claro a este respecto, la postura de la doctrina ha sido diversa

Un amplio sector entiende que la transmisión del dominio no es “esencial” a la compraventa y que el vendedor no está obligado a la misma.

Así, ROCA SASTRE entiende que nuestro CC sigue sustancialmente el sistema romano en el que la venta sólo genera obligaciones, y según ALBALADEJO la transmisión de la propiedad no es esencial, ni siquiera “natural” en la compraventa sino sólo el supuesto normal.Como argumentos de esta tesis se alega:

  1. que los artículos 1445 y 1461 CC sólo obligan a entregar la cosa vendida pero no a transmitir el dominio.
  2. que la acción de saneamiento por evicción contra el vendedor se da en el sólo caso de que el comprador sea perturbado en su posesión legal y pacífica, y no por el hecho de faltarle al vendedor la propiedad (1474 CC).
  3. que el CC admite la venta de cosa ajena y la venta con pacto de reserva de dominio, que no se podrían entender si la transmisión de la propiedad fuera obligación esencial del vendedor.
  4. Otros autores sostienen la tesis contraria porque sólo así se comprenden las alusiones de los artículos 1473 y 1509 CC a la transmisión del dominio como efecto de la compraventa. Y alegan que el hecho de que el CC no se refiera a la transmisión del dominio en la compraventa se entiende si pensamos que dada la teoría del título y modo, la propiedad sólo se transmite si el contrato va acompañado de la entrega de la cosa.
  5. DIEZ PICAZO y GULLON concluyen con una tesis intermedia, señalando que aunque se mantenga la tesis de que el vendedor no está obligado a transmitir la propiedad al comprador no es menos cierto que no hay ningún precepto en el Código Civil que prohíba al vendedor asumir esta obligación expresa o tácitamente.

La jurisprudencia también ha manifestado diferentes posturas al respecto, aunque lo cierto es que parece predominar la tesis de la Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de mayo de 1959, posteriormente reiterada por otras, que resuelve que el contrato de compraventa se caracteriza precisamente por la transmisión que por él se hace del dominio de la cosa.

 

Vía| Título IV Libro IV Código Civil

Imagen| Entrega de llaves

 

RELACIONADOS