Cultura y Sociedad, QAH Viajeros 


La Torre Eiffel: historia de un emblema

Junto a los Campos de Marte y Trocadéro, se alza imponente La Torre Eiffel, emblema de la capital parisina. La “Torre de 330 metros”, como se la denominó en un primer momento, es una estructura de hierro pudelado que fue diseñada por el ingeniero francés Gustave Eiffel con motivo de la Exposición Universal y del aniversario de la Revolución Francesa, en 1889 en París.

torre

Se convocó un concurso, y el diseño de Gustave Eiffel fue elegido entre otros 107 proyectos. Terminada en un tiempo récord (2 años, 2 meses y 5 días), la polémica estaba servida desde un primer momento, ya que la torre contó con la oposición de los artistas de la época, quienes la veían como un “monstruo de hierro”. A esto Gustave respondió que él estaba convencido de que la torre tendría “su belleza propia”. Es por esto que estuvo a punto de ser desarmada tras la conclusión de la Exposición Universal, en 1900. Finalmente, fue el ejército francés quien consiguió salvar la torre de la demolición, ya que era un lugar privilegiado para instalar antenas y equipos de radio.

El 31 de Marzo de 1889, Gustave Eiffel hace los honores. Tras subir los 1710 escalones que llevaban hasta el tercer piso, y siendo aclamado con 21 cañonazos, desplegó la bandera francesa con las siguientes palabras: “Le drapeau francais est le seul à posseder une hampe de 300 mètres” (“La bandera francesa es la única que tiene un asta de 300 metros”). Hasta la construcción del Chrysler Building en 1930 en Nueva York, la Torre Eiffel sería el monumento más alto del mundo.

El 15 de mayo del mismo año de su inauguración, “Le Figaro” instala una imprenta en el segundo piso. Los visitantes que compraban aquí el periódico podían pedir que grabaran su nombre en el mismo, como si de un “certificado” de subida se tratase. Y es también en este mismo año que se instala un laboratorio de meteorología en lo alto de la torre, a 300 metros de altura.

Pero no es hasta los años 70 que la Torre va a tener verdaderamente éxito a nivel mundial, ya que fue en esta época cuando tuvo lugar el desarrollo del turismo internacional. En el gráfico podemos ver cómo aumentan progresivamente las visitas, hasta ser hoy día uno de los monumentos más visitados de todo el mundo:

Estos días, la torre vuelve a ser noticia. París quiere convertir la torre en el árbol más grande del mundo, recubriéndola enteramente de plantas durante cuatro años. Se estima que van a necesitarse unas 600.000 plantas, y con un coste total de unos 72 millones de euros. Los defensores del proyecto afirman que, aparte de simbolizar la defensa de las economías verdes, «Las plantas producirán oxígeno y permitirán reducir el ruido ambiental, se fijará el polvo y los compuestos orgánicos volátiles, se creará un nuevo microclima, reintegrando la biodiversidad en la capital, convirtiendo este símbolo nacional en una nueva morada para pájaros e insectos». Pero,

¿Puede transformarse hasta tal punto un monumento con la historia y la trayectoria de la torre Eiffel?

Vía|Tour Eiffel

Más información | Tour Eiffel

En QAH| ¡Siempre nos quedará París!

Imágenes| Torre Eiffel, Torre

 

RELACIONADOS