Salud y Deporte 


¿La técnica al servicio de la táctica, o viceversa?

El comportamiento táctico de los equipos y técnico de los jugadores es, indudablemente, un elemento diferenciador, y uno de los factores más importantes, del rendimiento de los deportes de equipo. La construcción de los sistemas de juego requiere un proceso lento, duradero y ordenado de entrenamiento que integre la toma de decisión de carácter individual en las relaciones de colaboración y oposición colectivas.

La técnica está directamente relacionada con aspectos coordinativos específicos de cada deporte.

La táctica individual está relacionada con la ejecución adecuada del gesto técnico correspondiente en el momento oportuno, mientras que la táctica colectiva se compone de acciones tácticas individuales concretas de colaboración entre 2 o más jugadores.

Cuando se habla de técnica o táctica, es inevitable entrar en la polémica, ¿Qué es más importante, la técnica o la táctica?

La técnica siempre debe estar en función de la táctica

La técnica siempre debe estar en función de la táctica

Sin duda, la correcta combinación de ambas es la fórmula del éxito. Pero en los deportes colectivos la relación que existe entre técnica y táctica está definida por las siguientes reflexiones:

  • La técnica siempre debe estar en función de la táctica. La acción o el gesto técnico determinado adquiere relevancia cuando se realiza para obtener un logro táctico individual y, por consiguiente, colectivo y no en su ejecución en sí. Por ejemplo, la correcta ejecución de un pase no tendría valor si no se realiza en el momento y lugar adecuado. No se trata de despreciar la técnica, ya que, del mismo modo, no sería eficaz elegir el momento y lugar oportuno y no saber dar el pase preciso. Por lo tanto, se debe considerar la técnica como soporte básico de la actuación táctica, aunque no el único, ya que también será necesario un soporte físico y cognitivo apropiado.
  • Igualmente, hay que señalar que la táctica colectiva está basada en una correcta realización táctica individual. Una acción mecánica correcta por parte de un jugador, sería fácilmente cuestionable si está exenta de las necesidades tácticas del equipo en cada momento del juego. Es decir, si el desmarque de ruptura de un jugador ha sido ejecutado a la perfección pero un momento del juego en que el equipo necesitaba un desmarque de apoyo, dicha acción táctica individual carece de eficacia para la táctica colectiva y, por tanto, para el rendimiento del equipo.

No es de extrañar, después de estas reflexiones, que en las edades de iniciación adquiera una especial importancia la adquisición de los elementos de una buena técnica individual combinada con las particularidades de la táctica individual y por ende colectiva.

 

Vía| Tomás Silva López, La táctica en los deportes de equipo enalto Rendimiento Deportivo (Máster ARD)

Más información| Padelalmaximo

En QAH| Mundial Brasil ’14: Analizando a España¿Cómo utilizan la tecnología los equipos profesionales de fútbol?

Imagen| técnicaotáctica

RELACIONADOS