Economía y Empresa 


La sucesión en la empresa familiar (III)

El plan de sucesión debe contemplar, por lo menos, los siguientes objetivos:

  • Distribuir y transferir el patrimonio familiar.
  • Transmitir el control de la empresa, promoviendo que exista un liderazgo efectivo.
  • Mantener y promover la armonía familiar.

Siguiendo a Davis podemos afirmar que en el caso de sucesión en la empresa familiar, existen dos tipos de estrategias por las que se puede optar para su planeación: empoderamiento generacional y retención del poder (Davis).

La estrategia de empoderamiento generacional se refiere a:

  • Que las condiciones en las que se encuentra la familia y la empresa están sujetas a una alta probabilidad de cambios y es imposible predecir lo que sucederá para ambos en una o dos décadas.
  • Que los miembros de la familia comunican y transmiten a las siguientes generaciones los valores y promueven la equidad, comparten el poder, fomentan la toma de decisiones propias y acentúan la responsabilidad que implican las mismas.

Por su parte, la retención del poder se refiere a:

  • Que la siguiente generación no se encuentra aún preparada para asumir tanto el poder como la responsabilidad y se establecerá un periodo de transición.
  • Que la familia procure un legado perpetuo, limitando incluso legalmente, la transmisión del control a través de fideicomisos o acuerdos restrictivos de venta de la propiedad.
  • Que se transmita tanto el poder como la propiedad a la nueva generación una vez que los puntos anteriores ocurran y/o se resuelvan, incluso conflictos que hayan emergido como resultado de la sucesión.

CONSEJO FAMILIAR 

La creación del Consejo Familiar es un paso lógico para complementar el gobierno corporativo en la empresa. Es función del mismo, articular la visión y comunicarla al Consejo de Administración para que tome decisiones y diseñe políticas que protejan los valores, necesidades y deseos de la familia.

Uno de los mayores retos de la sucesión es resolver asuntos relacionados con la administración, sobre todo cuando haya más de un posible sucesor, o peor aún cuando no exista sucesor alguno.

El propósito de un Consejo Familiar puede variar de acuerdo con las necesidades familiares, sin embargo, típicamente se enfoca en la planificación familiar, la toma de decisiones y la resolución de problemas o conflictos y puede integrarse por aquellos miembros de la familia que son fundamentales para el futuro de la empresa.

 

Vía | Vicent Chuliá, F. (2004) El buen gobierno de las empresas familiares.

Imagen | Pymesdefamilia.es

Más información | El Economista

En QAH | La sucesión en la empresa familiar (I)La sucesión en la empresa familiar (II)

 

RELACIONADOS