Cultura y Sociedad 


La sombra de Gerda Taro, pionera del fotoperiodismo de guerra

Gerda Taro junto a una señal con la inscripción “PC”. España, 1936.

 

Hablar de Robert Capa, es hablar de uno de los reporteros gráficos de guerra más famosos del siglo XX. Sin embargo, bajo ese seudónimo, se esconde la historia de dos fotógrafos: la de Endre Ernö Friedmann y la de Gerta Pohorylle. Él, procedía de la capital húngara (Budapest, 1913); ella, era de origen alemán (Stuttgart, 1910). Se conocieron en Francia en 1934, donde comenzaron a trabajar juntos para poco después trasladarse a España y cubrir la contienda de la Guerra Civil.

Por entonces, mientras ella se hacía llamar Gerda Taro, Friedmann sería más conocido como Robert Capa, nombre ficticio con el que ambos comenzaron a firmar sus trabajos indistintamente -la mayoría de archivos biográficos apuntan a que fue Taro quien creó el famoso personaje para ocultar su origen judío y ganar algo de fama-. Esto llevó a cierta confusión a la hora de separar las fotos realizadas por uno u otro y la mayoría se le atribuyeron a él, quien obtuvo un gran prestigio en todo el mundo por sus reportajes de guerra desde 1936.

El recuerdo de ella, sin embargo, quedó eclipsado bajo el tanque que causó su muerte en Brunete (Madrid) el 25 de julio de 1937. No quedó nada de Gerda, salvo unos cuantos retratos y una historia que se cuenta, una y otra vez, que afirma que, durante un tiempo, fue la compañera sentimental de Capa. No ayudó la brevedad de su vida, ni el hecho de que sus primeras fotos fueran vendidas bajo el común seudónimo.

Gerda Taro en el Frente de Córdoba. Septiembre de 1936.

La “pequeña rubia”, como era conocida en los círculos literarios y periodísticos españoles, era una mujer convencida y comprometida en su lucha contra el fascismo, aquel que ya había sufrido en su Alemania natal. Esto le hizo querer acercarse a la batalla, buscando esa instantánea que simbolizara la victoria del ejército republicano. Su papel en el surgimiento del que quizá sea el fotoperiodista más mencionado del siglo pasado fue fundamental, de la misma manera en que lo fue su trabajo, escasamente conocido, de la guerra civil española.

Sombra entre sombras, durante más de sesenta años, al buscar el nombre de Gerda Taro, este aparecía citado centenares de veces, pero siempre asociado al hombre con el que compartió una parte de su vida. Y no empezó a resurgir del olvido hasta hace poco. El valor de su figura y de su obra reapareció con fuerza de la mano de Irme Schaber, una especialista alemana que, en 1994, logró reconstruir la vida de esta heroína y permitió aclarar la autoría de 300 fotografías, las cuales darían paso a numerosas exposiciones, documentales, libros y retrospectivas dedicadas a Taro posteriormente. Una forma de devolverle la vida, años después, para ser admirada por su personalidad y reconocida por su trabajo como una de las primeras fotoperiodistas de la historia.

 

Vía| MASPERO, François (2010): Gerda Taro, la sombra de una fotógrafa. Madrid, La Fábrica Editorial.

Más información| International Center of Photography, El País, Galería de imágenes de Gerda Taro (Magnum Photos)

Imagen| Gerda Taro, Gerda Taro en el Frente de Córdoba, Miliciana, Soldados republicanos

En QAH| Las fotografías de la Guerra Civil española: Robert Capa

 

RELACIONADOS