Cultura y Sociedad, Patrimonio 


La simbología de Gaudí (I)

Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926) es el arquitecto español más popular de la historia.

Antoni Gaudí (1852-1926)

Antoni Gaudí (1852-1926)

Su revolución de la arquitectura y de las artes plásticas sienta las bases del arte actual y del futuro. La obra de Gaudí es una búsqueda de la perfección del arte, de la perfección personal y de la perfección de la sociedad humana. Él lo expresaba así: «Para hacer las cosas bien es necesario: primero, el amor; segundo, la técnica».

Se dice que Gaudí fue un filósofo que expuso sus ideas mediante la construcción de edificios. Sus  edificios son metáforas de sabios principios filosóficos y es aquí donde hay una coincidencia con Paul Gauguin quien llegó a decir que el simbolismo es la expresión de la idea a través de la forma. Esencialmente, el simbolismo es patrimonio de los escritores, en arquitectura es más compleja la calificación de simbolista y por todo ello se trasladó la idea del simbolismo literario al Modernismo arquitectónico, aunque a día de hoy no quede muy clara tal relación.

A Gaudí se le sitúa erróneamente en el Modernismo por simple comodidad cronológica, pues su arquitectura es derivada directamente de la geometría de la Naturaleza. Críticos e historiadores lo habían tildado de modernista, hiperrealista, organicista, barroco y de otros movimientos cuando en realidad Gaudí no perteneció a ningún estilo artístico, aunque de todos ellos tenía trazas.

Supo transformar sus edificaciones en bellas estructuras repletas de simbolismo, entre la evocación de un mundo fantástico y su uso de un lenguaje codificado. Sus obras contienen un hermetismo impenetrable cuyo descifrado no es fácil de conseguir. Esta dificultad se debe también a la ausencia de escritos ya que, sorprendentemente, no publicó artículos ni libros, ni dio ninguna conferencia. Todos sus conocimientos fueron transmitidos oralmente a algunos colaboradores.  En sus obras puede verse un retorno de los arquitectos medievales que, en la construcción de las catedrales, insertaron símbolos y alusiones a mundos más allá de la dimensión humana. Elías Rogent, director de la Escuela de Arquitectura de Barcelona, al otorgarle la titulación profesional en verano de 1878, dijo lo siguiente: “Aún no estoy seguro de haberle concedido el diploma a un loco o a un genio

Casa Batlló en Barcelona (1904-1906), una de las obras más emblemáticas del genial arquitecto catalán

Casa Batlló en Barcelona (1904-1906), una de las obras más emblemáticas del genial arquitecto catalán

Loco o genio, lo que está claro es que su mundo de formas, espacios, colores y volúmenes, despierta una memoria de cosas olvidadas y dimensiones oníricas, como ocurre en la Casa Batlló que desde este año y gracias a las tecnologías, los visitantes podrán descifrar. Gracias a una videoguía con realidad aumentada y animaciones en 3D, se puede interpretar la simbología oculta en la obra de Gaudí y convertir su recorrido en un viaje al pasado. El dispositivo  muestra animaciones de las formas orgánicas y naturales que decoran el edificio con alegorías al mundo animal. Una claraboya que se convierte en una tortuga marina, unas ventilaciones que se transforman en las branquias de un pez y una escalera que se recompone a modo de columna vertebral de un dragón son algunos de los detalles de la vivienda, que cobran vida al pasar el dispositivo por delante.

Lamentablemente, todos los estudios o muestras que pudieran explicar con mayor claridad las ideas de este genio se perdieron debido a que su taller se incendió perdiéndose para siempre las fórmulas químicas de sus cristales, sus diseños y gran parte de sus dibujos y fotografías, dejando abierta aún la incógnita de qué buscaba Gaudí con sus magníficas construcciones.

 

Vía| Antoni Gaudi,  Old Civilizations, Heraldo

Más información| Casa Batlló

Imagen| Casa Batlló Cruz Gaudiana

En QAH| La simbología de Gaudí (II)La simbología de Gaudí (III): La Sagrada Familia

RELACIONADOS