Derecho Mercantil, Jurídico 


¿La ruleta rusa? Hablemos de mecanismos antibloqueo

Disolución sociedad

Es incesante el goteo de información sobre startups que llena cada día las páginas de los principales periódicos económico-financieros de nuestro país. Si bien es cierto que lo habitual es leer noticias relacionadas acerca del “boom” de este tipo de sociedades, del crecimiento exponencial de las mismas, así como de los grandes beneficios que obtienen sus socios, hay un “lado oscuro” –sin querer parecer una freak de Star Wars, que no lo soy- que día a día provoca situaciones de lo más desagradables entre los socios que forman la startup.

Los casos más comunes son aquellos en los que se producen conflictos entre los socios. El bloque societario es la máxima expresión del conflicto y, como de su nombre podemos deducir, es la imposibilidad de adoptar acuerdo alguno por un enfrentamiento irrecoinciliable. El Real Decreto-Legislativo 1/2010, de 2 de julio, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Sociedades de Capital prevé –en su artículo 363.1 apartado d)– que, en caso de no solucionar el conflicto, la Sociedad deberá disolverse de manera obligatoria.

Para evitar la disolución que contempla la mencionada normativa, es necesario regular en los pactos parasociales –véase Los pactos parasociales (i) naturaleza y tipos– los mecanismos antibloqueo para, precisamente, evitar llegar al peor de los escenarios posibles.

Pues bien, de entre todos los mecanismos antibloqueo de la sociedad –destacando dentro de los pactos de socios, la opción de compra y venta- hay dos que, por sus características, y dado que son los menos utilizados en España, merecen una especial mención.

El primero de ellos es la Russian Roulette” o cláusula Ruleta Rusa en virtud de la cual una de las partes requiere a la otra para que le compre la participación de aquélla en la compañía a un precio determinado o, alternativamente, le venda su participación por ese mismo precio. Esto implica la salida del socio cuando la relación está rota. El mecanismo funciona de la siguiente manera: El socio A ofrece al socio B que compre sus participaciones o acciones o venda las suyas a precio determinado por A. En otras palabras, una de las partes requiere a la otra para que le compre la participación de aquélla en la compañía a un precio determinado o, alternativamente, le venda su participación por ese mismo precio.

Por otro lado tenemos la Opción Mexicana (Mexican o Texas Shoot-out), por la cual, si las dos partes están interesadas en adquirir la participación de la otra, entonces realizan una oferta en sobre cerrado y la que esté dispuesta a pagar un precio por acción o participación social más elevado es la que gana la subasta.

http://www.gil-gibernau.com

Conflicto socios

En definitiva, este tipo de cláusulas, muy utilizadas sobre todo en el mundo anglosajón, evitan un bloqueo societario y, por ende, la disolución de la sociedad. Hay que tener en cuenta que las desavenencias entre los socios están a la orden del día y debe primar garantizar la continuidad de la sociedad.

Vía| El Blog de Carlos Guerrero, LegalToday

Imágenes| Closed, Cuerdas

RELACIONADOS