Cultura y Sociedad, Patrimonio 


La riqueza del Patrimonio Intangible

Rito de los voladores de El Tajín, México

Rito de los voladores de El Tajín, México

Patrimonio. Podría ser técnicamente correcto incluir tal o cual definición sacada de un diccionario y aun así nos quedaríamos cortos con la explicación, dada la amplitud del término. Vamos a hacerlo más difícil todavía. Adjuntamos la palabra inmaterial y el conjunto ya comienza a evocarnos un concepto más volátil si cabe: “Patrimonio Inmaterial”.

A riesgo de ser simples, podemos entender como Patrimonio “a secas” un conjunto de monumentos, obras de arte y restos arqueológicos. Pero imaginemos por un momento la existencia de una serie de instrumentos musicales, con un sonido único en el mundo y que son reconocidos por un cierto grupo de personas como parte integrante de sus fiestas tradicionales desde hace generaciones. Es sólo un suponer. No obstante, ese sonido específico podría ser considerado como Patrimonio Cultural Inmaterial –nótese que he añadido una tercera palabra a la difusa mezcla-.

Desde el cambio de siglo la UNESCO ha estado trabajando en profundidad con este tipo de expresiones culturales. En el año 2003 dicho organismo de las Naciones Unidas adopta una Convención que se convierte en el primer tratado internacional destinado a ofrecer un marco jurídico, administrativo y financiero para la salvaguarda de este patrimonio específico. Desde la organización instan a la colaboración de los Estados, siempre que hayan ratificado la Convención de 2003. Los Estados participantes tienen la posibilidad de identificar y definir el patrimonio inmaterial con la colaboración de las comunidades implicadas, para que pueda ser catalogado. El siguiente paso es la elección, por parte de un Comité Intergubernamental, de determinadas expresiones destinadas a ser inscritas en la Lista representativa del Patrimonio Cultural de la Humanidad.

Representación tradicional del Ramayana (India)

Representación tradicional del Ramayana (India)

La prioridad es para aquellos elementos que estén en riesgo de desaparición, ante lo cual se toman medidas de conservación a través de diferentes proyectos o actividades de difusión y protección. Un ejemplo de este tipo es la fabricación de tejidos de corteza en Uganda, técnica que ha sido transmitida oralmente desde la Prehistoria. Además, los elementos incluidos en la Lista deben atenerse a los acuerdos internacionales en materia de Derechos Humanos, guardar el respeto mutuo entre comunidades y ser compatibles con el desarrollo sostenible.

La identificación y propagación del Patrimonio Intangible incide de manera directa en las comunidades donde surgieron dichas expresiones. Hay un beneficio económico, a través del turismo o del comercio justo, pero de mucho más calado es el fomento de la diversidad cultural frente a la globalización, con sus efectos planos y homogeneizantes.

El Patrimonio Cultural Inmaterial abarca tanto los contenidos transmitidos oralmente, como festividades específicas, rituales, técnicas artesanas o espectáculos tradicionales. El abanico es muy amplio. En el caso de España, han sido incluidos en la Lista los siguientes elementos: el silbo gomero, el Canto de la Sibila de Mallorca, los castells, la fiesta de los patios cordobeses, el misterio de Elche, La Patum de Berga, el flamenco o la dieta mediterránea, entre otros. A simple vista algunas de estas expresiones nacionales pueden ser minoritarias o estar en riesgo de desaparición. No es así en el caso de otras más extendidas, como los castells o la dieta mediterránea (que según la lista compartimos con Marruecos, Italia y Grecia), aunque sí son lo suficientemente valoradas y representativas por otras razones, como el hecho de su originalidad o de abogar por un modo de vida sano y saludable.

Pirámide de la dieta mediterránea, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO

Pirámide de la dieta mediterránea, declarada Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO

Un último y peliagudo dato para el debate y la reflexión: ¿Qué ocurre con la Tauromaquia? ¿Debería estar en esta lista? Según la UNESCO dicha práctica podría no encajar con los principios establecidos para el Patrimonio Cultural Inmaterial. Sin embargo, existen otras figuras legislativas de protección estrictamente nacional. De ese modo, España otorgó en 2013 al toreo la calificación de Patrimonio Histórico Cultural, válida sólo dentro de nuestras fronteras. La verdad es que la Lista de la UNESCO recoge otras expresiones culturales que incluyen la muerte de animales –como es el caso de la cetrería-, pero no son estrictamente consideradas como mero espectáculo.

 

Más Información| Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO

Imagen| Volador de El Tajín, Actor del Ramayana, Pirámide dieta mediterránea

Vídeo| Ejemplos de Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

RELACIONADOS