Derecho Internacional, Jurídico 


La revelación de secretos en el O. J. Español: El Caso Snowden

Actualmente todos conocemos el caso de Edward Snowden, el joven de 29 años que reveló el espionaje masivo de las llamadas y datos de Internet por parte del Gobierno de EE UU. Snowden es para algunos un héroe por haber sacado a la luz unas prácticas que atentan contra la privacidad de los ciudadanos, y para otros un traidor a su patria.

Snowden

El mismo Snowden quiso aclarar la disyuntiva y aseguró, en una entrevista con un diario chino, que no es ninguna de las cosas, sino simplemente un ciudadano estadounidense que busca “revelar delitos”. Snowden, extécnico de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), filtró a los diarios The Guardian y The Washington Post la existencia de dos programas secretos mediante los que EE UU recopila registros telefónicos y datos digitales de millones de usuarios. “Ha hecho bien, pero…” Según Steffen Schmidt, profesor de Ciencias Políticas de la Universidad Estatal de Iowa, con su revelación Snowden ha expuesto “una gran debilidad” en la seguridad de los sistemas de espionaje estadounidenses “y en ese sentido le hizo un servicio a la nación”. No obstante, si tiene algún conocimiento verdaderamente importante de operaciones de inteligencia “y lo comparte con los rusos y los chinos o lo pone a disposición del público” entonces “se convertirá en un enemigo”, argumentó Schimdt esta semana.

¿Cuál sería la calificación correcta entonces? Actualmente se encuentra perseguido por EEUU a causa de esta revelación de secretos. Se trata de una de las personas de las que más conocemos actualmente tanto por la entidad de lo acontecido como por la repercusión mediática de los secretos revelados.

Llevaremos a cabo a partir de aquí un análisis acerca de lo que hubiera ocurrido de haber sido español. Ante el Estado Español, Edward Snowden se hubiera enfrentado a las penas contempladas en el  Capítulo III del Código Penal: “Del descubrimiento y revelación de secretos e informaciones relativas a la Defensa Nacional”.

El artículo 598 reza lo siguiente: “El que, sin propósito de favorecer a una potencia extranjera, se procurare, revelare, falseare o inutilizare información legalmente calificada como reservada o secreta, relacionada con la seguridad nacional o la defensa nacional o relativa a los medios técnicos o sistemas empleados por las Fuerzas Armadas o industrias de interés militar, será castigado con la pena de prisión de uno a cuatro años.”

El artículo 599 contempla la aplicación de la pena en su mitad superior: “La pena establecida en el artículo anterior se aplicará en su mitad superior cuando concurra alguna de las circunstancias siguientes:  Que el sujeto activo sea depositario o conocedor del secreto o información por razón de su cargo o destino2º Que la revelación consistiera en dar publicidad al secreto o información en algún medio de comunicación social o de forma que asegure su difusión.

Así pues, la pena que conllevaría la revelación de secretos en el Ordenamiento Jurídico español sería de entre tres y cuatro años de prisión, caso de tratarse de un supuesto contemplado en ambos artículos.

Debido a su repercusión internacional, es difícil predecir cuál sería la pena finalmente contemplada para Snowden, teniendo en cuenta su huida y diferentes peticiones de asilo. Además, se trataría de un asunto mucho más grave en caso de revelarse secretos a otras naciones, como así se sospecha que ha hecho.

Queda mucho por saber acerca de este asunto, muchas noticias que contemplar por seguro en las próximas semanas siendo una situación de desenlace incierto. Sería el potencial enjuiciamiento de Snowden el que permitiría por seguro un más sencillo análisis tanto del caso como de las diferencias entre los distintos Ordenamientos.

Via | 20minutos.es , noticiasjuridicas.com

Imagen | businessinsider.com

RELACIONADOS