Jurídico 


La responsabilidad penal de las personas jurídicas. Corporate Compliance (II)

       Como continuación del anterior artículo, a continuación explicaré en qué consisten exactamente esos programas de cumplimiento y su función de  ejercicio del debido control por parte de la empresa u organización con naturaleza de persona jurídica.

Es cierto que el interrogante que todavía no ha sido respondido por la jurisprudencia por no haber dispuesto de una  oportunidad  y  por tanto, siquiera de doctrina unánime,  y que se nos puede suscitar es: ¿para qué sirven exactamente estos programas?.

El hecho de que precisamente no exista jurisprudencia sobre esta materia o de todas sus circunstancias que puedan o  requieran  una mayor concreción y descripción más limitativa de  su contenido, es consecuencia sin duda, de la inexistencia hasta  hace unas semanas de un fallo judicial  de referencia sobre dicha materia. El juez de la Audiencia Nacional, Eloy Velasco, ha procesado por un delito contra la salud pública a cinco empresas, en lo que supone la primera vez que en este tribunal se persigue penalmente a personas jurídicas.

Aspectos tales como la existencia  de posturas divergentes acerca de estos programas de cumplimiento y su eficacia, más concretamente, entre Jueces y Fiscales, es el escaso material del que disponíamos. Así, decir que la Circular de la Fiscalía General del Estado 1/2011 establece que estos programas carecen de efectos suficientes para actuar como atenuantes o eximentes de la responsabilidad penal de las personas jurídicas por los actos de sus empleados, sin embargo, tres jueces de la Audiencia Nacional entrevistados  por  el periódico Expansión, el día 22 de octubre de 2011,  el cual estableció como titular de la noticia lo siguiente“ los jueces avalan la eficacia del plan preventivo en la vía penal”siempre y cuando claro está, que se establezcan esos planes de manera efectiva y no meramente formal; el uso de las debidas normas , así como su aplicación para el  control interno de la empresa.

Este reconocimiento de la responsabilidad penal de la persona jurídica y su capacidad para ser parte en un proceso como imputado, ha supuesto la necesidad de establecer modificaciones inexcusables en el ámbito procesal a través de  la Ley 37/2011, de 10 de octubre, de medidas de agilización procesal.

Las principales novedades que introduce la Ley 37/2011 en la Ley de Enjuiciamiento criminal serían las siguientes:

a)      el régimen de la competencia de los tribunales.

b)       el derecho de defensa de las personas jurídicas.

c)       la intervención en el juicio oral y conformidad.

d)       la rebeldía.

En el siguiente artículo, dentro de poco,  continuaremos con un análisis  más detallado de la citada Ley de  medidas de agilización procesal en el ámbito  del orden penal y las persona jurídicas. Este  reconocimiento de la responsabilidad penal de la persona jurídica había necesitado desde el principio de esta reforma procesal, sin embargo, sólo se hizo efectiva un año después..

Vía| APUNTES UNIVERSIDAD CARLOS III. Bacigalupo, Enrique: Responsabilidad penal y administrativa de las personas jurídicas y programas de compliance. Diario la Ley de 9 de julio de 2010.

En QAH| Responsabilidad penal de las personas jurídicas: Corporate compliance (I).

Imagen| balanza

 

RELACIONADOS