Derecho Mercantil, Jurídico 


La responsabilidad concursal. La calificación del concurso como culpable (II): La responsabilidad concursal por deudas. Naturaleza y fundamentos

La doctrina de la Sala 1ª del TS ha constatado la carencia normativa y afirma que la responsabilidad concursal precisa de una "justificación añadida"

La doctrina de la Sala 1ª del TS ha constatado la carencia normativa y afirma que la responsabilidad concursal precisa de una “justificación añadida”

Por responsabilidad concursal entendemos aquella exigible a instancias de los órganos de un procedimiento de insolvencia, en defensa de la colectividad de los acreedores, con la finalidad de atribuir a los administradores o apoderados generales de la persona jurídica cuyo concurso haya sido declarado culpable la obligación de cubrir en todo o en parte el déficit subsistente tras la liquidación de la masa activa (art. 172bis LC).

Es responsabilidad orgánica que deriva del ejercicio (de hecho o de derecho) de funciones y competencias propias de los administradores (o liquidadores) y externa por deudas, frente a la colectividad de los acreedores. A diferencia de las otras consecuencias inherentes a la calificación culpable del concurso, la responsabilidad concursal de los administradores únicamente se activa en caso de apertura de la fase de liquidación de personas jurídicas abocadas a la extinción en un procedimiento de insolvencia. La norma cumple de este modo una función de protección de los acreedores sociales que excluye su calificación como sanción en el sentido de pena civil, como ya se advirtiera hace tiempo respecto de la responsabilidad societaria de su misma clase (art. 367 LSC).

Careciendo de naturaleza sancionatoria, la principal dificultad técnica que plantea la interpretación del art. 172 bis LC deriva de que se trata de una norma jurídica incompleta, pues prevé la consecuencia jurídica (cobertura del déficit) pero guarda silencio sobre qué caracteres debe reunir el supuesto de hecho (comportamiento de los gestores de la persona jurídica cuya insolvencia se haya declarado culpable) para que se les atribuya esa obligación y en qué medida.

Por ello nuestro TS en Sentencia de 21 de mayo de 2012 (RJ 2012, 6537) establece que para la imposición de responsabilidad concursal es necesario añadir una “justificación añadida” al hecho de su calificación como culpable.

“Por esa razón, para pronunciar la condena a la cobertura del déficit concursal y, en su caso, para identificar a los administradores obligados y la parte de la deuda a que aquella alcanza, además de la concurrencia de los condicionantes impuestos por el propio apartado del artículo 172 -la formación o reapertura de la sección de calificación ha de ser consecuencia del inicio de la fase de liquidación-,es necesario que el Juez llegue a dicha conclusión tras valorar, conforme a criterios normativos y al fin de fundamentar el reproche necesario, los distintos elementos subjetivos y objetivos del comportamiento de cada uno de los administradores en relación con la actuación que, imputada al órgano social con el que se identifican o del que forman parte, había influido en la calificación del concurso como culpable

Es por tanto esta falta de definición sobre los presupuestos para imponer responsabilidad concursal a los administradores, lo que genera una amplia inseguridad jurídica y que nos obliga a los juristas a identificar dichos supuestos e incardinar la regulación con la casuística concreta.

Básicamente, y sin perjuicio de su desarrollo en una posterior entrada de esta serie, cabe señalar que el fundamento de la responsabilidad por déficit se encuentra en el incumplimiento de los deberes de control y minoración del riesgo de insolvencia de la sociedad, que deben observarse en el día a día de la gestión social y para más inri si la situación es próxima a la insolvencia y se genera un riesgo de impago para los acreedores sociales.

Vía| Noticias Jurídicas

Imagen| Responsabilidad concursal II

En QAH| La responsabilidad concursal. La calificación del concurso como culpable (I): Introducción y regulación normativaLa responsabilidad concursal. La calificación del concurso como culpable (III): Casuística de la responsabilidad concursal por deudas

RELACIONADOS