Tecnología y Social Media 


La Resonancia Schumann: ¿Va el tiempo más rápido?

¿No te parece que el tiempo va mucho más rápido ahora que antes? Ayer nos estábamos comiendo las uvas en navidad, y hoy estamos tumbados bajo una sombrilla en la playa…Pero esta sensación ¿es ilusoria o tiene base real?

A través de la Resonancia Schumann se procura dar una explicación. El físico alemán W.O. Schumann constató, en 1952,  que la tierra está cercada por un campo electromagnético poderoso que se forma en la parte inferior de la ionosfera, cerca de 100 km por encima de nosotros. Ese campo posee una resonancia (llamada resonancia Schumann), más o menos constante de unas 7,83 pulsaciones por segundo. La Resonancia Schumann son olas casi constantes de ondas electromagnéticas que actúan como ondas en un estanque, no están presentes todo el tiempo, sino que necesitan ser ‘excitadas’ para ser observadas. No son causadas por nada interno en la Tierra, su corteza o su centro.

Podríamos compararlas como un marcapasos que es el responsable del equilibrio de la biosfera, hábitat y condicionante común de todas las formas de vida. Se ha verificado que todos los vertebrados y nuestro cerebro tienen la misma frecuencia de 7,83 hertz.

Se ha comprobado que no podemos estar sanos fuera de esa frecuencia biológica natural. Siempre que los astronautas realizan viajes espaciales se salen de la resonancia Schumann y tienen problemas de salud. Pero si se les somete a la acción de un simulador Schumann, recuperan el equilibrio y, por consiguiente, sanan. Desde hace miles de años los latidos del corazón de la tierra han tenido esa frecuencia de pulsaciones y la vida se desarrollaba en relativo equilibrio ecológico.

Pero algo extraño está ocurriendo, ya que a partir de los años 80, y de forma más acentuada a partir de los 90, la frecuencia ha pasado de 7,83 a 11 y 13 hertz.

Coincidiendo con este tremendo cambio hemos presenciado, en estos últimos años, grandes desequilibrios ecológicos , perturbaciones climáticas, actividad volcánica creciente, mayores tensiones en los conflictos mundiales, aumento general de comportamientos desviados en las personas, etc…Debido a esta aceleración general, un día de 24 horas, se traduce en una jornada de solamente 16 horas. Por tanto, la percepción de que todo está sucediendo demasiado rápido no es ilusoria. Tendría base real en esta alteración de la resonancia Schumann.

Los grandes cosmólogos y biólogos nos insisten en la cuestión de que  La Tierra es, efectivamente, un superorganismo vivo. Y que la humanidad, junto con ella,  formamos una única entidad, ya que poseemos una misma naturaleza bioelétrica y estamos envueltos por las mismas ondas resonantes.

Vía| SchumannResonancia Schumann

Más información|Punto Cero

Imagen|Resonancia, mente, Schumann

RELACIONADOS