Derecho Internacional, Jurídico 


La relevancia del concepto de Sector Público en la actual crisis financiera

Recientemente Eurostat ha hecho pública la corrección sobre el déficit público de España para el año 2011. La oficina de estadística europea lo incrementó de un 8,5% a un 9,4% tras contabilizar las ayudas a diversas cajas de ahorros intervenidas y las facturas impagadas de la Administración Pública.

Según la definición del Fondo Monetario Internacional (FMI), el déficit público mide la diferencia entre el gasto público total en efectivo, que incluye los gastos en intereses y excluye los pagos de amortización de la deuda pública pendiente, y el ingreso total en efectivo, que incluye los ingresos tributarios, no tributarios y las donaciones, pero excluye los fondos por préstamos. Por tanto, es necesario saber qué se considera gasto público o si se prefiere cuáles son los entes que generan gasto público. Surgen así conceptos como Estado, Administraciones Públicas o Sector Público que se usan como sinónimos pero que en realidad no lo son: de la precisión en su definición dependerá el cálculo y la cuantía total del déficit público.

A nivel comunitario, el concepto o dimensión de “público” que se debe utilizar en cuanto al déficit, es el sector de las Administraciones Públicas recogido en el Manual SEC95:

El sector administraciones públicas (S.13) incluye todas las unidades institucionales que son otros productores no de mercado cuya producción se destina al consumo individual o colectivo, que se financian principalmente mediante pagos obligatorios efectuados por unidades pertenecientes a otros sectores o que efectúan operaciones de redistribución de la renta y de la riqueza nacionales.”

De este modo se puede entender porque al Gobierno no le interesa tener una posición de dominio en el futuro Banco Malo, pues ésto implicaría que las potenciales pérdidas del mismo acabasen repercutiendo en el déficit público español y fuese, por tanto, más complicado aun cumplir con los objetivos de déficit marcados por Europa. Nos encontramos, por tanto, ante un problema de divergencia en los conceptos, que puede resultar en un cálculo engañoso que distorsione las políticas macroeconómicas estatales y europeas.

Imagen | Eurostat

En QAH | ¿Qué es el déficit público y cómo se calcula?, ¿Por qué España tiene difícil cumplir con el objetivo de déficit en 2012?, ¿Qué es el MEDE?

RELACIONADOS