Economía y Empresa, Finanzas 


La Regla del 72

“El interés compuesto es el descubrimiento matemático más grande de todos los tiempos, es la octava maravilla del mundo”, Albert Einstein. Y nada mejor para calcular el interés que necesitaríamos para duplicar una inversión que la regla del 72. Esta sencilla regla calcula el tiempo en que nuestro dinero tarda en duplicarse. Y este tiempo varia en función del interés al que invertimos.

Cartera y Dinero

Dinero Cartera

Para entenderla, primero haremos un ejemplo: Si quiero doblar mis ahorros en 5 años:
72 / 5 = 14,4. Dividimos 72 (la regla) entre 5 (los años que estamos decididos a esperar), y por ello nos aclara que el interés al que tendremos que estar invertidos es del 14% (aprox.), para que se duplique nuestra inversión. Es decir necesitaremos una rentabilidad del 14% anual.

Es una forma sencilla de calcular nuestra riqueza. Así pues si una persona decide ahorrar un poco de sus honorarios, concretamente un 10% de sus ingresos netos mensuales, durante toda su vida, al jubilarse lograría terminar siendo un ricachón que nada tendría que envidiar a Warren Buffet. El interés compuesto es una forma lenta de conseguir dinero con tus ahorros de la forma más segura. Personas como Robert Kiyosaky indican que es el dinero rápido el que logra crear millonarios, ya que las ganancias de una inversión son proporcionales al riesgo.

Ejemplo:

Con una Inversión Inicial de 1000€ vemos en la gráfica su evolución a distinta rentabilidad.

Tiempo3%6%12%
6 añosDoble
12 añosDobleCuadruple
18 años8 veces
24 añosDobleCuadruple16 veces
30 años32 veces
36 años8 veces64 veces
42 años128 veces
48 añosCuadruple16 veces256 veces

Lo bueno es que no se necesita ser inversor o tener gran capital, ni tampoco ser millonario, sino que basta con tener unos ahorrillos en un banco o entidad financiera fiable.

En QAH| Activos Financieros: Rentabilidad vs Riesgo¿Qué es el dinero?

 

RELACIONADOS