Cultura y Sociedad, Uncategorized 


La publicidad en televisión, ¿para qué?

¿A quién no le ha pasado estar viendo su programa favorito en televisión y que de repente haya un corte publicitario?

Como telespectador es un fastidio que nos interrumpan cada cierto tiempo nuestros programas favoritos, sin embargo, esto tiene un por qué.

Todas las televisiones se sustentan de la publicidad, es la manera que tienen las cadenas de hacer rentable su negocio y así mejorar e invertir en nuevos contenidos. En muchos casos, la publicidad se convierte en el único medio de ingresos para los canales televisivos. Solamente los canales públicos y algunos canales por suscripción se mantienen en el aire sin acudir a la publicidad, ya que en estos casos la financiación viene por parte del Estado o de los propios consumidores que están suscritos mediante pago al canal.

publicidadtv

 Pero, ¿es realmente rentable?
Muchos telespectadores aprovechan los espacios publicitarios para “despegarse” del televisor unos minutos y “aprovechar” el tiempo de la publicidad en otras cosas. Sin embargo, los anunciantes apuestan por la televisión como medio para dar a conocer sus productos y/o servicios. La ventaja audiovisual de la televisión produce un impacto visual en la audiencia mayor al resto de medios publicitarios, la combinación de imagen, sonido y movimiento hace que los espectadores reaccionen y atiendan a los mensajes emitidos.

Otro de los factores que hace a la televisión atractiva a los espectadores es el número de audiencia tan alto que puede llegar a alcanzar, hoy en día, la mayoría de los hogares tienen al menos un televisor, además, cada vez es más usual encontrar pantallas de televisión en lugares públicos donde la afluencia de público es bastante grande.

Desde un sólo medio, la televisión, los anunciantes pueden contactar con todo su público objetivo ya que hoy, la mayoría de la población escoge la televisión como medio de entretenimiento.

Por otra parte, no siempre es una ventaja anunciarse en televisión ya que, a veces, la cantidad de mensajes publicitarios puede saturar al espectador. Si las interrupciones publicitarias son de gran duración o muy continuadas el espectador se siente invadido e inconscientemente eludirá estos mensajes, es el caso del zapping (cambiar de canal durante los cortes comerciales para evitar contenido que no agrada).

Lo que gana el espectador
A través de los anuncios publicitarios el espectador puede conocer un producto y/ o servicio, sus ventajas, utilidades…pudiendo así compararlo con otros. El espectador recibe la información sobre un determinado producto y gracias al estímulo de la competencia puede salir beneficiado de ellos.

Como vemos la publicidad es necesaria tanto para los anunciantes, que dan a conocer sus productos; las cadenas, que se sustentan mediante la inversión de anunciantes; y para el espectador, que disfruta de entretenimiento gratuito por parte de las cadenas y además conoce productos y/o servicios que los anunciantes ponen a su disposición.

Vía|Ehowenespanol
Más información|  Oblicua, Marketing Directo
Imagen| Carlos en Internet

RELACIONADOS