Economía y Empresa, Finanzas 


Qué es el principio de prudencia contable: caso Bankia

La prudencia y el caso Bankia

Hola a todos los lectores de Qué Aprendemos Hoy. En este artículo voy a explicaros lo que significa el principio de prudencia contable y la dificultad que entraña averiguar si dicho principio está siendo observado por una compañía o, por el contrario, la compañía se está saltando el principio de prudencia. La utilidad práctica de esto es comprender por qué la Instrucción Judicial de la querella admitida a trámite por la Audiencia Nacional va a ser tan complicada.

En el año 2007 se aprobó el Plan General de Contabilidad (PGC) que hoy en día tenemos vigente, cuyo espíritu era de normalización y armonización de la normativa española con la del resto de la Unión Europea. De manera que en dicho PGC se incluye normativa basada en las NIIF-NIC (Normas Internacionales de Información Financiera). El objetivo de dicha normalización es que la información emanada de la contabilidad sea homogénea, comparable y comprensible, así como que esté imbuida por unas “reglas de juego” básicas que se recogen en el Marco Conceptual.

En dicho Marco Conceptual, destacan por excelencia los principios contables, normas fundamentales que forman la estructura básica sobre la que se apoya el resto del PGC. Por ejemplo: el Principio de Imagen Fiel, el Principio de Empresa en Funcionamiento, el Principio de Devengo o el Principio de Prudencia. Dice el PGC: “Se deberá ser prudente en las estimaciones y valoraciones a realizar en las condiciones de incertidumbre. [Pero] la prudencia no justifica que la valoración de los elementos patrimoniales no responda a la imagen fiel que deban reflejar las cuentas anuales”.

Vamos a poner dos ejemplos para entender lo que significa esas “condiciones de incertidumbre”:

Despido a un trabajador e interpone una demanda contra la empresa por despido improcedente con cuantía de 37.000€.

– Mi empresa es una promotora y empieza a caer el precio medio de alquileres en España.

Según la aplicación estricta del principio de prudencia la empresa debería, en el primer caso, anotar una Pérdida Extraordinaria por cuantía de 37.000€ y, en el segundo caso, anotar Pérdidas por Deterioro del Activo por valor que se estime que están perdiendo mis inmuebles. ¿Cuál es el problema? El principio de prudencia opera en términos de probabilidad, de si “es probable” que el trabajador gane el pleito o si “es probable” que la rebaja de precios en los alquileres lastre el valor de mis inmuebles.

Ahora, con Bankia, los peritos tendrán que dictaminar que si a la hora de valorar sus activos inmobiliarios los contables del Grupo Bankia fueron, entre otras muchas cosas, lo suficientemente prudentes. El problema es que cuando nos movemos en términos de “probabilidad” es muy difícil saber si alguien es diligente o no lo es. A eso se tendrá que enfrentar la Audiencia Nacional.

 

Vía| MUÑOZ ORCERA, Fundamentos de Contabilidad, año 2009, ed. IT&FI

Más información| Principio de Prudencia Contable, e-Conomic 

Imagen| Heraldo, sección de Economía

En QAH| ¿Qué ha pasado con Bankia? (I), ¿Qué ha pasado con Bankia? (II), ¿Por qué tienen algunos bancos españoles necesidades de capital? (I), ¿Por qué tienen algunos bancos españoles necesidades de capital? (II)

RELACIONADOS