Actualidad Jurídica, Derecho Civil, Jurídico 


La protección del menor [I]

La nueva Ley de Protección Jurídica del Menor en su Disposición Final (DF a partir de ahora), incluye y establece como requisito para ejercer una profesión que implique el contacto con niños: “no haber sido condenado por delitos contra la libertad sexual”.

Para ello crea un fichero de delincuentes que hayan sido condenados por: agresión sexual; abuso; acoso; exhibicionismo; provocación; prostitución; explotación y corrupción de menores.

Protección del menorLo discutido, es el método por el que el Gobierno decide dar forma a la normativa que regula este Registro. Y es que el Gobierno dio forma de Real Decreto  y hay que tener en cuenta que cuando se ven afectados los derechos constitucionales, deberían, por seguridad jurídica, regularse por Ley, y no por el tan utilizado Decreto por el Gobierno.

En el fichero figurarán registrados los condenados por delitos sexuales, desde violadores hasta pederastas con su ADN incluido. A éste fichero, creado ya por el Gobierno, sólo podrán darle uso los Órganos Judiciales; Policía y Administraciones Públicas con competencias en materia de Protección a la Infancia (Menores)

Habrá que evitar de esa forma, limitando el uso con discreción, la mala utilización por terceras personas, desvirtuándolo. Dicho fichero acreditará que las personas que vayan a trabajar en contacto con menores, carece de antecedentes penales de delitos sexuales cometidos.

Servirán además los datos de este fichero para realizar un “seguimiento” de los condenados por estos delitos contra la integridad sexual del menor, tanto en España como en otros países miembros de la UE, que con este intercambio de datos, facilitará y mejorará la información entre dichos países.

El Registro Central de Penados que ya existe, un sistema de Registros de apoyo en su labor a la Administración de Justicia, incorporará este fichero con la información anterior citada, a su sistema, para informar y facilitar la Protección del Menor, respecto a estos delitos cometidos contra su integridad sexual. Además de datos de estos condenados, incluye el perfil genético.

Este Registro abarca aún más, contemplando a los condenados por agresión a adultos, ya que existe la posibilidad y se contempla, de que el agresor sexual y sus características específicas, si realiza estos actos contra mayores también, indudablemente, puede realizar dichos actos delictivos contra menores, más vulnerables.

Otra cuestión importante a tener en cuenta que contempla esta nueva Ley de Protección al Menor, es que “cualquier ciudadano”, podrá pedir datos de una persona a dicho Registro de la Administración de Justicia para informarse.

 

Vía| Ley de Protección Jurídica del Menor

Imagen| Niños pixabay

RELACIONADOS