Coaching Profesional 


La prisa del tiempo

Vivimos convencidos de que nuestra existencia debe tener un propósito definido, que todo momento que no esté dedicado a lo que se considera práctico y productivo es una pérdida de tiempo o simplemente una locura transitoria que no te llevará a ningún sitio donde puedas explotar tus capacidades rentables o al menos aquellas que deban serlo.

Quizás la vida sea algo más que perseguir el objetivo de encontrar algo que se debe hacer, en lugar de lo que se desea hacer, no es fácil plantearse lo que acabo de afirmar, son muchos los estímulos a los que nos vemos sometidos, tales como la presión social, familiar, incluso la más fuerte, la de uno mismo.

No se trata de errar en las decisiones tomadas, toda experiencia puede aportar un sin fin de cosas inimaginables y que siempre llevarás contigo, sin embargo la dinámica incesante que hemos creado nos conduce a un mundo donde no hay cabida a la reflexión.

El progreso consiste en construirse a uno mismo, haciendo una parada en tus ilusiones para no perderlas por el camino, discutiendo contigo mismo e ir si hace falta  a contracorriente del ritmo que te rodea.

el pescador solitario 2

La prisa del tiempo

Darnos un tiempo de meditación es invertir en nosotros mismos, para establecer objetivos y propósitos que nos apasionen, recordando lo que me dijo un amigo hace poco,  animo a que sí es posible, que cada uno se dé su periodo para irse a pescar.

 

Vía|elpais

Imagen|elpescador

En QAH|Yo elijo disfrutar; ¿y tú?

RELACIONADOS