Salud y Deporte 


La preparación física en el pádel

La preparación física en el pádel

La preparación física en el pádel

Una buena preparación física tiene su base en tres pilares fundamentales: el entrenamiento, la nutrición y el descanso. Esta consideración es algo que siguen rigurosamente los jugadores de la alta competición. Más aún en la temporada de competición, en la que los cuadros y emparejamientos están tan igualados que los jugadores que marcan la diferencia son los más disciplinados en las áreas antes mencionadas.

El entrenamiento físico es importante porque permite al jugador que lo realiza llegar más y mejor a la pelota, posibilitándole ganar tiempo en la definición de las jugadas y anticiparse con mayor autoridad a sus rivales. Con este entrenamiento se verá favorecida su velocidad de reacción y la resistencia durante un partido, con lo que podrá mantener un mismo nivel de condición física durante el juego. Su desgaste será menor porque lo ha entrenado; y al ser menor podrá aplicar el golpe con una mejor técnica y táctica, al poder disponer de más tiempo de reacción que los rivales.

Fuerza, resistencia, aceleración y velocidad de reacción se encuentran entre las cualidades fundamentales para jugar un buen partido de pádel. Por ello, es importantísimo tener una condición física envidiable que te permita golpear siempre en buena posición y con la precisión y fuerza necesarias, sin desfallecer en medio de una jugada.

Por otro lado, los jugadores de pádel deben tener características naturales que les permiten organizar su estrategia de juego, pero esto no significa que tengan que olvidarse del resto de aspectos para ser un buen jugador de pádel, por eso vale la pena tener una buena condición física para protegerse de lesiones y tener una buena lectura de juego.

Un claro ejemplo es cuando nos encontramos en posición de ataque en la red, y mediante un globo profundo el rival nos supera obligándonos a desplazarnos hacia atrás para realizar una salida de pared que finalmente fallamos. Con un entrenamiento específico de desplazamientos de aproximación con escalera de coordinación ese problema lo hubiéramos solucionado sin dificultad.

Mejorando nuestra condición física conseguiremos un remate más potente, tendremos más movilidad dentro de la pista, llegaremos a esas bolas en las que tienes que estar explosivo de piernas, podremos aguantar los puntos largos, no tendremos ansiedad en terminar el punto porque estamos cómodos físicamente en la pista… en definitiva, una mejora de la condición física supone una mejora de las acciones del juego.

A nivel general, un jugador completo de pádel, necesita la explosividad de un velocista y la resistencia de un fondista. A esto hay que sumarle que el jugador de pádel debe ser coordinado de piernas para moverse en la pista y potente de brazos para golpear la pelota, sin olvidar que estamos en un deporte asimétrico donde aparecen descompensaciones musculares que provocan lesiones.

Vía| Vitónica

Más Información| PadelStar

Imagen| Preparación física pádel

En QAH| La pretemporada, ¿qué es y cómo planificarla?

Vídeo| Yotube: Curso de pádel: la preparación física

 

RELACIONADOS