Cultura y Sociedad 


La posibilidad de viajar en el tiempo: reseña sobre Dreaming Spires

“Soy la Dora. A mis nietos que tomen ejemplo”

Inscripción presente en el cementerio de Poblenou (Barcelona) recogida por Marta Sanmamed en su libro Aquí yace … o no (2012, página 40).

Castillo, barco, cementerio, seducción, amor, muerte, persecución, traición, pintura o periódico son palabras que, a priori, no tienen ninguna relación ni significado conjunto pero, si se manejan con maestría, dan lugar a una historia digna de contarse. Eso es lo que ha hecho Victoria Álvarez (escritora nacida en 1985) en su trilogía sobre la publicación Dreaming Spires y su equipo en los albores del siglo XX. De la misma acaba de aparecer, el 21 de enero de 2015, su tercera y última parte titulada El sabor de tus heridas.

Segunda y tercera parte de la saga Dreaming Spires

Segunda y tercera parte de la saga Dreaming Spires

Esta novela es el broche de oro a la saga que ha ido In crescendo desde que la primera parte, Tu nombre después de la lluvia, apareciera en 2014; narrando la historia de Alexander, Oliver y Lionel (tres amigos muy diferentes entre sí) y la investigación que llevan a cabo en Irlanda entorno a la figura de la banshee para el boletín, anteriormente citado, con carácter científico pero enfocado a los fenómenos paranormales. A este libro le siguió Contra la fuerza del viento en 2015; contando con estas figuras pero cambiando misterio y lugar de ambientación.

Mucho han pasado estos personajes, y otros no menos importantes como Verónica (sobrina de Alexander y pintora) o Dora a la que he hecho un guiño con el encabezado, hasta reaparecer en este último libro que se centra en resolver las brechas abiertas aunque no desaparecen los elementos fantásticos como las impregnaciones. Pero no voy a dar ninguna pista más acerca del texto porque es un relato que debe descubrir poco a poco el lector que se ve sumergido en unas páginas en las que va a encontrar acción, romance, misterio y muchas otras cuestiones que me hacen imposible poner alguna etiqueta a la saga. Lo mismo  no ocurre con el tipo de narrador en la historia; éste en las  páginas suele ser externo y omnisciente, puesto que sabemos hasta los pensamientos de los personajes, aunque va intercalando el protagonismo de unos y de otros.

En cuanto al modo de escribir, la escritora utiliza una forma ágil y contemporánea que expresa muy bien lo que quiere contar y que sintoniza del mismo modo con los ojos que lo leen. Esto hace que en ningún momento se haga pesada aunque no faltan los detalles, los contenidos y las descripciones dignos de una novela histórica. Y es que las tres narraciones tienen a sus espaldas un gran trabajo de investigación que, también, se ve salpicado por influencias literarias de autores como Baudelaire, Wilkie Collins o Edgar Allan Poe e incluso por realidades como la de un Picasso creador, entre otros, del Cubismo en París. Desde mi punto de vista, me gustó, particularmente, encontrar estos guiños literarios que hacen que el lector esté más pendiente. Algo parecido me pasa con los errores “adrede” que colocó Carlos del Amor en su última novela (El año sin verano, 2015) a modo de llamada de atención al lector pero lo cierto es que es otra historia.

Un ejemplo de esto en El sabor de tus heridas es este fragmento en relación a la obra de Oscar Wilde La esfinge sin secreto:

“-Si no quiere que la interrogue podemos hacer el camino en silencio –contestó sir Tristan encogiéndose de hombros-. He asumido hace tiempo que es como una esfinge cargada de secretos. No espero ser capaz de descifrarlos; me basta con poder protegerla.”

ÁLVAREZ, Victoria, El sabor de tus heridas. Lumen, Barcelona, 2016, página 208.

También, en este sentido, destacan las incursiones de personajes de otras obras de la autora (ha publicado Hojas de dedalera en 2011 y Las eternas en 2012) que hacen que las mismas estén, en cierta manera, conectadas entre sí.

Estas cuestiones a parte, mis gustos me llevan a decir que, pese a que El sabor de tus heridas cierra muy bien la historia, me gustó más Contra la fuerza del viento por el misterio que trata en sí, el descubrimiento interno de ciertos personajes y el escenario basado en la siempre misteriosa Nueva Orleans. Además, en él, se puede apreciar cómo se desarrolla un trabajo de investigación no solo en la forma ya que en el fondo lo vivimos con los propios personajes como se puede ver a continuación:

La noche anterior habían seguido hablando del Perséfone con sus compañeros de mesa después de que la señorita Stirling se marchara a su camarote. El capitán Hurst les había recomendado echar un vistazo a los periódicos de la década de 1860 que pudiera haber en las hemerotecas del transatlántico por si encontraban en ellos alguna noticia del hundimiento. Le había contado a Oliver que el RMS Oceanic no contaba con una biblioteca a bordo sino con dos […] No quedaba lejos de allí, así que Oliver se dio prisa en vestirse […] antes de ponerse manos a la obra con la investigación. […] / Llevó media docena de carpetas a la mesa y fue directamente a los ejemplares de 1862, el año del hundimiento del Perséfone”.

ÁLVAREZ, Victoria, Contra la fuerza del viento. Lumen, Barcelona, 2015, páginas 139, 140 y 141.

Con todos estos datos sobre la mesa, no es de extrañar que la autora tenga más de siete mil seguidores en las redes sociales según una entrevista de La razón realizada a la misma. Y la verdad es que una vez has leído una obra de Victoria no puedes dejar de leer lo que haga después.

En conclusión, una saga a recomendar siempre a todo tipo de lectores ávidos de una buena aventura y más en estos días de niebla y lluvia en los que estamos inmersos.

Ficha completa del libro:

  • Título: El sabor de tus heridas
  • Autora: Victoria Álvarez (Salamanca, 1985). Historiadora del Arte y profesora en la Universidad de Salamanca.
  • Editorial: Lumen.
  • Tipo de encuadernación: a la rústica (encolada). Tiene solapas y la edición está muy cuidada (desde la ilustración de la portada, en juego con sus “hermanas”, hasta el tamaño de la letra.
  • Número de páginas: 411 con los agradecimientos.
  • Capítulos: 33 además de un prólogo y un epílogo. Los mismos no tiene título pero están divididos en unos bloques temáticos que sí lo tiene; a saber: “Reencuentros y desencuentros”, “Los tres caballeros”, “Libuse y Ardorján”, “La Boca del Infierno” y “El comienzo”. Es algo común al resto de las obras de la trilogía.
  • Precio:19,90 €
  • No contiene ilustraciones.

*ÁLVAREZ, Victoria, Tu nombre después de la lluvia. Lumen, Barcelona, 2014.

*ÁLVAREZ, Victoria, Contra la fuerza del viento. Lumen, Barcelona, 2015.

*ÁLVAREZ, Victoria, El sabor de tus heridas. Lumen, Barcelona, 2016.

*MENDOZA V., Daniella, “Victoria Álvarez: <<en este libro, las mujeres son más fuertes que los hombres>>”. La Razón, 28 de Enero de 2016, recurso electrónico.

*SANMAMED, Marta, Aquí yace…o no (el libro que tienes que leer antes de morirte). Oberón (Anaya), Madrid, 2012.

*WILDE, Oscar, El fantasma de Canterville y otros cuentos. Alianza editorial, Salamanca, 1999.

 

Más información| victoriaalvarez.es

Imagen propia con la segunda y tercera parte de la trilogía.

RELACIONADOS