Jurídico 


La política del futuro: la “Nueva Gerencia Pública”

Ayuntamiento

La Nueva Gerencia Pública tiene como objetivo principal es “reinventar” el gobierno para producir un mejor desempeño, exigiéndose a su vez mayor transparencia y responsabilidad. Es la manifestación más reciente del interminable proceso de reformas gubernamentales que están llevándose a cabo en muchos países y en todos los niveles del gobierno. Estas son las ideas fundamentales:

1. Regreso a las funciones básicas

Las actividades que llevan a cabo los gobiernos son tan numerosas que pueden dificultar la tarea de gobernar en sí misma, tarea ya de por sí compleja. En términos empresariales, externalizar las actividades que no sean inherentes a las tareas básicas.

2. Restauración de la sociedad civil

Las familias y las ONG’s son las entidades encargadas de solucionar las necesidades como las referidas a las drogas, el fracaso escolar o madres solteras. Así el papel del estado está más limitado y que vea a sus ciudadanos capaces de ocuparse de ciertos problemas, en vez de tratarlos como dependientes de la burocracia estatal. Dejando al mercado (con la mínima intervención estatal posible) como el responsable principal del progreso económico.

3. Principios de mercado

La economía de mercado ha demostrado a través de los siglos ser el mejor sistema para producir abundancia de mercancías y servicios y un alto estándar de vida.  Los Gobiernos están adoptando progresivamente cinco elementos importantes de los sistemas del mercado: competencia, privatización,desregulación, pago los servicios por parte de los usuarios y estrategias de precios.

4. Descentralización

A menudo la autoridad está demasiado centralizada. Mientras que a veces es mejor tomar las decisiones a nivel nacional, en otros casos es preferible dirigir desde las administraciones locales donde el contacto es mucho más directo. Las organizaciones internacionales de ayuda han tomado nota de ello y en sus recomendaciones aconsejan delegar más poder en niveles más bajos, dándoles mayores responsabilidades, más autoridad y mayor acceso a los recursos para paliar las necesidades locales.

5. Dirección por objetivos

Los líderes están ideando estrategias, fijando metas y objetivos todo ello en orden a la consecución de resultados. Hay una evaluación interna del funcionamiento y toda la atención está focalizada en los “outputs”. Progresivamente los Gobiernos están adoptando métodos de evaluación del desempeño y publicando los resultados de la medición en informes destinados a la población.

6. Tamaño óptimo

El mundo ha aprendido que los gobiernos no son omnipotentes. Por el contrario, son a menudo impotentes para alcanzar las metas propuestas aún gastando una cantidad impresionante de energía y recursos. El “tamaño óptimo” no significa simplemente “reducción del tamaño”.  Los líderes de Gobierno están determinando servicios y estableciendo prioridades.  Amplían ciertos servicios y reducen otros.

7.  e-Gobierno

Muchos procesos del sector público se están reformando para aprovechar los avances tecnológicos en comunicaciones e informática.  Los ciudadanos pueden realizar trámites en las agencias estatales sin salir de sus hogares gracias a Internet.  Las tasas, los precios y las multas se pueden pagar automáticamente usando un teléfono o un ordenador y una tarjeta de crédito sin la asistencia de un vendedor o funcionario. Los formularios se pueden descargar y archivar sin necesidad de ir hasta un centro de atención municipal.

La reforma es básicamente un acto político y requiere un profundo compromiso de los altos cargos. Si se efectúa correctamente producirá un mejor funcionamiento del Estado y por lo tanto los ciudadanos quedarán más satisfechos y el Gobierno contará con un mayor grado de apoyo popular.

Vía | Consejo económico y social de la comunidad de Madrid

Imagen | Samuel Negredo, Universidad Hermilio Valdizán

RELACIONADOS