Economía y Empresa 


La paradójica teoría de la promoción profesional

/var/www/clients/client0/web2/web/wp content/uploads/2015/10/ascenso istock

Muchos son los empleados que a menudo piensan o comentan: “¿Por que compañeros de trabajo que no se lo merecen son promocionados?” Según el CEO de Beyond Philosophy, este fenómeno se debe a la existencia de tres tipos de empleados y comportamientos que influyen a la hora de ser promocionados:

Showman: este tipo de empleado es el que siempre está presentando ideas que en realidad nunca serán factibles ni se llevarán a cabo. Sabe que está en las mejores reuniones, con la gente más apropiada dentro de la empresa y sobre todo sabrá qué decir para pocisionarse y venderse de la mejor manera posible. La contrapartida de este perfil es que a la hora de ser productivo y trabajar, no alcanza ni la mitad del rendimiento del resto de sus compañeros. Éste es el empleado que usualmente en la empresa (merecidamente o no) consigue la promoción.

Obrero: Este tipo de empleado es el más leal. Siempre está trabajando y entregado al 100% a la empresa. Es muy productivo y nunca deja de trabajar ni de ayudar a sus compañeros para alcanzar el objetivo global. En cuanto a términos de promoción, este tipo de trabajadores son los más perjudicados ya que se dedican simplemente a trabajar y a intentar ser productivos al 100% sin presumir de lo que hacen ni de comunicar a sus superiores el valor de su trabajo. Al tener ese tipo de actitud, existe una laguna informativa entre el trabajador y sus superiores por lo que incluso siendo el mejor de la empresa, pocas veces conseguirá la promoción ya que no comunica sus logros.

Lincoln: Como el famoso presidente de los EEUU, este tipo de trabajadores en cambio si consiguen promociones, ya que es una mezcla entre los dos trabajadores citados anteriormente. Éstos tratan de superarse día a día, de ser creativos y de desempeñar su trabajo al 100%, eso sí, siempre dando a conocer su trabajo y comunicándolo a sus superiores. La falta de comunicación de los “obreros” aquí se corrige por lo que se consigue esa relación Jefe-trabajador necesaria para agrupar la información del trabajo que les lleve a la promoción.

Y ahora, con toda esta información, ¿con qué tipo de trabajador te identificas? Demuestra tus logros, hazte valer.

Vía| Fuente propia

Imagen| promoción interna

RELACIONADOS