Economía y Empresa 


La otra cara del monopolio

Son varios los tipos de mercado existentes en la economía en función de unas determinadas condiciones. Nos podemos encontrar con el mercado de competencia perfecta, monopolios, oligopolios, o bien, con un mercado de competencia monopolística.

El monopolio se trata de un mercado de competencia imperfecta, que por norma general, siempre asociamos con aspectos negativos, tales como:

-En el monopolio únicamente existe un oferente que produce ese bien o servicio, es decir, no existen productos sustitutos.

Incentivar al éxito-Al no existir productos sustitutivos el monopolista tiene la capacidad de controlar la cantidad de producción, lo que incidirá directamente en el precio del producto. Si la demanda del producto es muy alta y la producción es cuantitativamente reducida, lógicamente, los precios serán altos.

-Además el monopolista impone unas fuertes barreras de entrada en el mercado, lo que hace que permanezca como único vendedor.

Una vez explicados de manera superficial los puntos negativos del monopolio, me gustaría centrarme en alguna de las “bondades” de este tipo de mercado.

Con el monopolio en muchas ocasiones lo que se hace no es más que premiar al innovador, a aquella persona que corre el riesgo de invertir gran parte de su dinero y de su tiempo en desarrollar una idea que, normalmente, suele quedar en nada.

Estas personas que arriesgan e innovan tienen en mente obtener un monopolio temporal mediante el cual generaran notables ingresos gracias al carácter innovador del producto que han desarrollado. El monopolio temporal puede producirse por medio de  patentes.

Las patentes son incentivos al progreso técnico. Si alguien invierte recursos y tiempo en lograr una invención y cualquiera pudiera copiarle al no existir un derecho exclusivo, lo que haría sería no invertir. El hecho de que se proteja la inversión fomenta esta lucha competitiva por conseguir una tecnología cada vez mejor, puesto que, durante un tiempo determinado se protegerá al innovador por medio de un derecho de exclusiva. Pasado el tiempo de concesión de la patente la invención cae en dominio público y es utilizable por cualquiera.

Si todo el mundo buscase un beneficio “normal” como aquel que decide montar su propio bar, zapatería o tienda de ropa para conseguir un sueldo con el que vivir, estaríamos cortando las alas a la investigación. Es necesaria la existencia de monopolios, y como consecuencia de la misma, es natural que haya multimillonarios y grandes fortunas.

Ampliar la visión de las cosas es algo tremendamente enriquecedor y necesario, nada es tan malo como parece, ni viceversa. Conocer todas las caras ocultas del cubo te hará poseedor de un conocimiento más amplio y de una mayor perspectiva a la hora de realizar todo tipo de análisis.

 

Más información| ¿Por qué odiamos a los ricos?

En QAH | ¿Cuáles son los tipos de mercado en economía? Monopolios naturales

Imagen | Blog

RELACIONADOS