Economía y Empresa, Jurídico 


La OMT o “guerra fría” del BCE

ibnEny0loSpA           En estos días, todo el mundo se alegra de la relajación de la llamada prima de riesgo (medida como el diferencial entre la rentabilidad exigida a los bonos soberanos con vencimiento a 10 años de Alemania y España). Pero pocos se acuerdan de reconocerle al BCE el mérito de haber puesto en marcha la medida más barata y efectiva de todas cuantas se han ideado para normalizar los mercados en la eurozona. Estamos hablando de las OMT (Outright Monetary Transactions), cuya traducción más aproximada sería Transacciones Monetarias Directas. Acaba de cumplirse un año de la puesta en marcha de este mecanismo, que básicamente consiste en un programa de compra de bonos soberanos de los países en problemas por parte del BCE. Un año en el que fragmentación de los mercados financieros ha disminuido de forma extraordinaria y aunque aún se está lejos en la normalización de los mercados, es evidente que las condiciones de financiación son mucho más benignas que hace 12 meses. En la última conferencia de prensa del consejo de Gobierno del BCE, celebrada el pasado 5 de septiembre, el presidente de la autoridad monetaria, Mario Draghi, fue interrogado sobre cuál era la clave del éxito de las OMT y el italiano respondió contundente: “Su diseño fue al mismo tiempo poderoso y creíble”. Ahora, la cuestión es ¿cuánto dinero ha sido necesario desembolsar en estas Transacciones Monetarias Directas para hacerlas efectivas? La respuesta es sorprendente: cero euros. Las OMT nunca se han puesto en práctica, ha bastado su anuncio para contener a los especuladores y frenar la espiral destructiva en la que se había embarcado el mercado. No hay otra medida en todos años de crisis que pueda competir en términos de efectividad y coste para los contribuyentes.

¿Qué son las OMT? Es un mecanismo que autoriza al BCE a comprar bonos soberanos en el mercado secundario, principalmente con vencimientos entre uno y tres años, por un importe “ilimitado”. Y esta es una de las claves de su capacidad intimidatoria. Uno de los grandes problemas a los que se han enfrentado los países del euro durante la crisis es el hecho de que los mercados de bonos europeos son de muy reducida dimensión, con la excepción del alemán, y son por tanto muy fáciles de manipular por los especuladores. Pero una cosa es jugar en el mercado y otra enfrentarse a la potencia de fuego del BCE, cuyo balance equivale al 20% del PIB de la Eurozona; eso son palabras mayores. Las OMT se convirtieron así en una especie de ‘botón rojo’; en una suerte de guerra fría del BCE contra los especuladores, sabedores a partir de ese momento de que si seguían distorsionando el mercado iban a salir perdiendo.

Para evitar el llamado riesgo moral (que los Gobiernos se relajen en sus políticas de ajuste, confiando en el rescate del BCE si la situación se complica), las OMT están sujetas a una estricta política de “condicionalidad”. Para ser activadas, el país tiene que someterse simultáneamente a un exigente programa de ajuste económico bajo la supervisión del mecanismo europeo de estabilidad (MEDE). Adicionalmente, la activación de las OMT es discreción absoluta del BCE, así como su interrupción automática, una vez que los objetivos de reequilibrio de los tipos de interés de los bonos se han logrado, o bien porque el país no está demostrando la disciplina suficiente a la hora de aplicar sus programas de ajuste económico. Es decir, dado que el país que recurra a las OMT perderá su autonomía financiera durante la duración del programa, los incentivos para no solicitarlas son evidentes. Por otra parte, el BCE se ha encargado de aclarar que en el peor de los casos, que la entidad compre bonos y estos terminen en una suspensión de pagos, las pérdidas serán compartidas por todos los países miembros del euro. Con todos estos cortafuegos, unidos a la capacidad sin límites del banco central, el BCE ha conseguido dar con la tecla: un programa de estabilidad lo suficientemente intimidatorio como para que no sea necesario ponerlo en práctica.

 

Imagen| Bloomberg

En QAH | ¿Qué es la Prima de Riesgo? | Prima de riesgo y otras gráficas interesantes del año 2011. | ¿Qué es la prima de riesgo? La crisis de la deuda | Soluciones Alternativas “Default y Deuda Odiosa”

Más información | Canal YouTube QAH

RELACIONADOS