Derecho Civil, Jurídico 


La nulidad de las cláusulas suelo según la Sentencia de 7/4/16 del Juzgado de lo Mercantil 11 de Madrid

Gracias a la recentísima sentencia favorable conseguida por la asociación ADICAE, de fecha 7 de abril de 2016, en virtud de la cual se declara la nulidad de las cláusulas suelo insertas por un total de 40 entidades financieras,  podemos hoy analizar un aspecto de carácter procesal que regula la Ley de Enjuiciamiento Civil, pero que pocas veces se ha visto en la práctica: el efecto de una Sentencia dictada en procesos promovidos por asociaciones de consumidores o usuarios.

Dice así el artículo 221 de la LEC:

“1. Sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos anteriores, las sentencias dictadas a consecuencia de demandas interpuestas por asociaciones de consumidores o usuarios con la legitimación a que se refiere el artículo 11 de esta Ley estarán sujetas a las siguientes reglas:

1.ª Si se hubiere pretendido una condena dineraria, de hacer, no hacer o dar cosa específica o genérica, la sentencia estimatoria determinará individualmente los consumidores y usuarios que, conforme a las leyes sobre su protección, han de entenderse beneficiados por la condena.

Cuando la determinación individual no sea posible, la sentencia establecerá los datos, características y requisitos necesarios para poder exigir el pago y, en su caso, instar la ejecución o intervenir en ella, si la instara la asociación demandante.

2.ª Si, como presupuesto de la condena o como pronunciamiento principal o único, se declarara ilícita o no conforme a la ley una determinada actividad o conducta, la sentencia determinará si, conforme a la legislación de protección a los consumidores y usuarios, la declaración ha de surtir efectos procesales no limitados a quienes hayan sido partes en el proceso correspondiente.

3.ª Si se hubieren personado consumidores o usuarios determinados, la sentencia habrá de pronunciarse expresamente sobre sus pretensiones.

  1. En las sentencias estimatorias de una acción de cesación en defensa de los intereses colectivos y de los intereses difusos de los consumidores y usuarios el Tribunal, si lo estima procedente, y con cargo al demandado, podrá acordar la publicación total o parcial de la sentencia o, cuando los efectos de la infracción puedan mantenerse a lo largo del tiempo, una declaración rectificadora.”

 

Como es sabido a nivel jurídico, en principio, los efectos de las sentencias se limitan a las partes que constan en el procedimiento jurídico. Y ello tiene sentido, pues impera el principio de seguridad jurídica.

No obstante, nuestra legislación procesal tiene excepciones a dicha norma. Y una de ellas- y la principal- es cuando estamos ante un procedimiento en donde la parte es una asociación que defiende a consumidores o usuarios.

Como se puede ver, el precepto de la LEC se refiere únicamente a “asociaciones de defensa de consumidores o usuarios”, sin delimitar o especificar en ningún momento los ámbitos. Es decir, podemos afirmar que, en lo que respecta a los efectos de una sentencia estimatoria de la acción de cesación y restitución de cantidades, ésta no tiene una regulación específica relativa a la determinación del contenido de la Sentencia en materia de condiciones generales de la contratación. Por tanto, solo queda adherirnos a la regulación del mencionado artículo 221 de la LEC.

El precepto establece, pues, la posibilidad de que el juez otorgue efectos generales a la declaración de ilicitud de la cláusula, extendiéndola a determinadas categorías de sujetos en los que concurran una serie de circunstancias objetivas tanto desde un punto de vista activo (clientes de otras entidades bancarias afectados por el mismo tipo de problema) como pasivo (empresarios o profesionales que llevan a cabo las mismas pautas de conducta censuradas por la resolución).

Ello no obstante, la jurisprudencia del TS se ha mostrado contraria a la extensión de efectos cuando, como en el caso que nos ocupa en el caso de la nulidad de las cláusulas suelo, el carácter abusivo de la cláusulas se fundamenta en la insuficiencia de la información suministrada (para ello citar las Sentencias del TS de 1 de julio de 2010 y de 9 de mayo de 2013).

En la Sentencia del Juzgado de lo Mercantil 11 de Madrid, la jueza ha considerado que de nulidad de las cláusulas suelo ha de surtir efectos procesales limitados a las entidades bancarias demandadas en el presente procedimiento.

Ahora bien, en lo que respecta a los pronunciamientos de condena, el artículo 221.1.1º LEC establece que, cuando no sea posible determinar individualmente los consumidores beneficiados por la condena, la sentencia contendrá los datos y características necesarios para poder exigir la supresión de la cláusula, la restitución de las cantidades indebidamente abonadas en aplicación de la misma y, en su caso, instar la ejecución o poder intervenir en ella.

Nulidad de las cláusulas sueloAplicado lo anterior al caso que es objeto de análisis aquí, cabe concluir que no es posible determinar en la sentencia los adherentes beneficiados por la declaración de nulidad de la cláusula suelo, dado que, de conformidad con la jurisprudencia del Supremo no se ha declarado la nulidad de todas las cláusulas suelo, sino única y exclusivamente de aquellas que no superen el doble control de transparencia. Y merece aquí citar lo que la jueza de lo Mercantil de Madrid resuelve en sentencia:

Es por ello que, de conformidad con el 221.1.1º LEC se ha de precisar que se verán beneficiados por los pronunciamientos de condena de la presente resolución (y en consecuencia, podrán exigir la supresión de la cláusula suelo y la restitución de las cantidades indebidamente abonadas en aplicación de la misma) todos aquellos consumidores que hayan suscrito un contrato de préstamo hipotecario con las entidades bancarias demandadas y en cuyas condiciones generales de la contratación se haya incluido una cláusula de limitación a la variabilidad de los tipos de interés idéntica a las transcritas en la presente resolución y no transparente.

Lo anterior significa que los efectos de la referida sentencia se amplían a cualquier consumidor minorista que tenga una cláusula idéntica (que sean sustancialmente iguales en cuanto a su contenido pro producir el mismo efecto en cuanto a la limitación de variabilidad de los tipos de interés) con una de las 40 entidades financieras condenadas.

Cabe hacer especial mención al concepto de consumidor minorista, pues si bien es cierto que la jueza extralimita los efectos de la Sentencia, también afirma que en colectivos específicos (calificados como adherentes especialmente cualificados por las entidades financieras) deberán ser analizadas de una forma particular.

 

Vía | Sentencia del Juzgado de lo Mercantil 11 de Madrid, de 7 de abril de 2016

En QAH | ¿Retroactividad o no en las sentencias de nulidad de cláusula suelo?  ¿ Es abusiva mi cláusula suelo?, Cláusulas suelo: la SAP de Pontevedra y el asesinato del art. 1.303 CC.

Imagen | Google

RELACIONADOS