Jurídico 


La nueva regulación de las costas (I)

El 13 de julio de 2012 se presentó en el Consejo de Ministros el Anteproyecto de Ley de Protección y Uso Sostenible del Litoral y de modificación de la Ley de Costas. La modificación de la regulación de las costas tiene como objeto, según el preámbulo del anteproyecto de ley, una mayor seguridad jurídica. ¿Qué incidencia tendrá la nueva regulación?

Las costas conforman un bien de dominio público, la zona marítimo-terrestre. Sus peculiaridades son dos: forma parte del demanio natural y aparece mencionado en el art. 132 de la Constitución española. Su regulación legal se halla en la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas. El mencionado anteproyecto modifica parcialmente este bloque normativo para clarificar el marco legal aplicable e incrementar la seguridad jurídica del mismo. En este artículo estudiaremos las medidas que afectan a la delimitación de las costas:

La nueva regulación de las costas

Modificación del concepto de zona marítimo-terrestre: el objeto mismo de protección sufre variaciones. Para delimitarlo de forma general se introduce la referencia a datos históricos y se elaboran definiciones concretas de albufera, berma, duna, escarpe, estero, marisma y marjal. Asimismo, se excluyen los terrenos inundados artificial y controladamente, así como la parte de las dunas que no contribuya a la estabilidad de la playa y la defensa de la costa. Con respecto a las urbanizaciones marítimo-terrestres, se incluye en el dominio público el terreno inundado pero no las propiedades colindantes. Los núcleos de población que figuran en el anexo del anteproyecto (municipios de Alicante, Girona, Huelva, Málaga y Valencia) se excluyen del demanio y pasan a considerarse bienes patrimoniales del Estado. Finalmente, se apunta una distinción entre playas urbanas y naturales, que serán objeto de protección diferenciada pero cuyo desarrollo debe producirse reglamentariamente.

Incremento de la publicidad: el anteproyecto reitera la obligación del Estado de inscribir registralmente todos los bienes que formen parte de la zona marítimo-terrestre y aquellas circunstancias que les afecten. Para ello se prevé la revisión de los deslindes existentes y la producción de nuevos deslindes (en el caso de la isla de Formentera se sientan las bases de un régimen especial). También se introduce la obligación de publicar, en la página web del Ministerio correspondiente, las líneas de deslinde, con el objetivo de que sea accesible a toda la ciudadanía.

En el siguiente artículo estudiaremos las modificaciones relativas a determinadas actuaciones con trascendencia económica e impacto en las costas.

Vía | Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Imagen | Isla de Formentera

En QAH | ¿Qué son los bienes demaniales?

RELACIONADOS