Cultura y Sociedad, Política 


La nueva Comunicación política

En pleno año electoral y tras las elecciones municipales de la semana pasada, nos encontramos con un mapa político más activo que nunca, donde la comunicación se ha convertido en un arma fundamental que los partidos utilizan de formas muy diferentes para conseguir determinados objetivos.

Para entender la importancia que la comunicación política tiene en la sociedad, hay que explicar en qué consiste esta disciplina. La Comunicación Política es el campo de estudio que comprende la actividad de determinadas personas e instituciones (políticos, comunicadores, periodistas y ciudadanos) en la que se produce un intercambio de información, ideas, actitudes en torno a los asuntos públicos. Los medios de comunicación, los discursos de los políticos, o los actores que tratan de influir en el proceso político, son algunos de los aspectos que estudia esta rama de la comunicación.comunicacion politica

Según Itziar García, coordinadora de ACOP (Asociación de Comunicación Política) Euskadi, actualmente la Comunicación Política de nuestro país se encuentra en un momento de transición hacia la profesionalización.

Instituciones, partidos y políticos están empezando a ser conscientes de la importancia de poner en manos de profesionales la gestión de la comunicación, independientemente de la ideología de los mismos. Sin embargo, existe cierto temor por parte de los agentes políticos, debido al carácter confidencial de mucha de la información con la que trabajan.

Pero a pesar de esta desconfianza, hay que tomar conciencia sobre la importancia de la comunicación para recuperar la credibilidad y confianza de los ciudadanos, así como la necesidad de incorporar el concepto de reputación al mundo de la política.

El papel del Dircom político ha de consolidarse como elemento clave en las organizaciones a la hora de conseguir una mayor confianza en la comunicación y para una mejor política a través de discursos más sinceros y directos. Fermín Bouza, sociólogo y profesor de la Universidad Complutense de Madrid,  defiende además, una política más racional y debatible.

Para Eduardo Ortiz de Arri, socio de Gabineteseis, la comunicación política “durante muchos años se ha basado en promesas y proyectos, pero nunca en realidades”.

Además de la profesionalización, entran en juego novedosos elementos. Los actuales formatos de comunicación y los nuevos partidos han provocado la transformación de los métodos que hasta ahora se habían empleado.

Un ejemplo de ello son los mítines, los cuales han perdido valor. Además de quedarse algo anticuados, son pocos los que piensan que sirven para ganar votos. Los lemas, frases escogidas cuidadosamente que apelan al sentimiento y la emoción, siguen siendo piezas fundamentales de la campaña, pero han de estar respaldados por acciones que se identifiquen con la realidad. La vestimenta, los colores, gestos, o tipo de letra, todo tiene un significado. El hecho de que las nuevas formaciones no se denominen partidos políticos, es un cambio significativo para romper con lo establecido.

La presencia de las redes sociales ha permitido que los mensajes se conviertan en diálogo, propiciando la participación e implicación de las personas, que a su vez podrán difundir las informaciones e ideas a sus contactos. Se trata de una red relacional. Pero hay que tener cuidado y no hacer un uso descaradamente electoral que no aporte nada. Hay que generar contenido de interés y ser activo de manera habitual y no sólo en campaña.

Sin embargo, el cara a cara entre el candidato y el votante sigue siendo una herramienta decisiva. La participación con la ciudadanía y una comunicación más cercana y humana, es lo que más reclama el electorado. El político ha de dejar de ser el protagonista y centrarse en ser auténtico, cercano y generar una relación de confianza.

“Muchos candidatos son poco conocidos y las redes sociales no son suficiente, por ello es necesaria la aplicación de una estrategia de aproximación a la ciudadanía de una forma más personal”, apunta el consultor Ortiz de Arri.

En conclusión, y tras los cambios que se han producido durante los últimos años, hay que resaltar la exigencia de unos políticos más cercanos, accesibles, sinceros y claros por parte de los ciudadanos. La identificación con los mismos será un elemento clave que tendrán que conseguir los candidatos para la obtención de votos.

 

Más información| Comunicación política

Imagen| El poder de una buena comunicación

RELACIONADOS