Casos empresariales, Economía y Empresa 


La naturaleza como fuente de innovación

Innovar es observar con atención al detalle

Independientemente del concepto tradicional de innovare, podemos definir la innovación como una de las estrategias de empresa más eficaces para llegar antes y mejor a los consumidores, encaminada siempre a ganar competitividad en el mercado.

Existen múltiples razones para innovar, entre ellas, la mejora de la relación con el cliente al presentarle nuevos beneficios, y por lo tanto brindar nuevos argumentos de ventas. También para ir creando progresivamente nuevas necesidades de compra al consumidor y estableciendo a la vez barreras de entrada para la competencia.

Pero si nos centramos, más que en las razones para lanzar un nuevo producto, en una de las fuentes de inspiración que orientan y dan las claves para lanzarlo: la naturaleza, veremos ejemplos muy cotidianos y realmente sorprendentes.

Es indiscutible que la Naturaleza nos ofrece un abanico inmenso de posibilidades e ideas de innovación. A veces, tan solo basta estudiarla con detenimiento y atención al detalle para conseguir una idea que nos permita la creación de algo nuevo.

Un ejemplo más que interesante en este sentido es el proceso de capilaridad. La capilaridad es una propiedad física conocida por todos, pues es perfectamente visible cuando ponemos en contacto, por ejemplo, un terrón de azúcar con el café. El agua del café “invade” en pocos segundos los espacios de aire que quedan entre los cristales de sacarosa del azucarillo.

Esta misma propiedad es la que distribuye el agua por los micro-espacios de aire que quedan entre las partículas del suelo o sustrato. Allí queda el agua retenida hasta que finalmente es encontrada por las raíces de las plantas, siendo absorbida por los pelos absorbentes que tienen, y que son los encargados de cumplir con esta misión de absorción. La capilaridad, es pues, el principio natural por el que el agua circula a través del suelo de nuestros campos y bosques, nutriendo a todas las plantas.

CRISTALINAS1

La Empresa española Cristalinas es pionera en ambientadores basados en capilaridad

Este mismo principio físico es el que permitió desarrollar algo tan singular como un exitoso tipo de ambientador, que la marca española Cristalinas creó hace unos años y  que actualmente se comercializa internacionalmente. La idea original de un ambientador basado en capilaridad les proporcionó una posición líder en el mercado, siendo objeto de copia por otras marcas.

A través de una serie de cañas de madera  sumergidas parcialmente en la esencia, y mediante el mismo proceso que las plantas hacen a diario, se consigue la difusión de perfume de una manera estudiada, controlada y basada en un principio fundamental de la naturaleza.

Un concepto original y una aplicación práctica de como la naturaleza es fuente de influencia para mentes innovadoras, que captan un proceso natural y lo adaptan a nuestras necesidades como consumidores.

 

Vía | Naturaleza, Diseño e Innovación: Propuesta Metodológica

Imagen | Innovar observando (elaboración propia), Cristalinas

En QAH| Innovar de forma GlobalInnovación, necesaria pero actualmente en peligro

RELACIONADOS