Jurídico 


La nacionalización de los judíos sefardíes

gallarEn España tenemos 5 métodos para adquirir la nacionalidad española (por residencia, por carta de naturaleza, para españoles de origen, por posesión de estado y por opción).

Atendiendo a esto, el Consejo de Ministros ha aprobado un anteproyecto de ley que otorgará la nacionalidad española a todos aquellos descendientes de judíos sefardíes que fueron expulsados en 1492 con el Edicto de Alhambra.

Esta nacionalidad se otorgará a través del método por carta de naturaleza. A través de este método, la nacionalidad será otorgada o no discrecionalmente por el Gobierno mediante Real Decreto, tras valorar la concurrencia de circunstancias excepcionales.

Por lo tanto, algunas nacionalidades que a lo largo de la historia de España, han estado ligados a nuestro países en algún momento (portuguesa, países iberoamericanos, filipina o ecuatoguineana) tienen derecho a adquirir la nacionalidad española incluso sin renunciar a su nacionalidad de origen, obteniendo así la doble nacionalidad como método excepcional. A estos grupos se le quiere añadir ahora a los judíos sefardíes expulsados de la península.

Pero no es de extrañar que esta medida ha suscitado algunas ampollas entre algunos sectores.

Se tilda esta medida de algo desfasada y anacrónica, puesto que si queremos reparar una injusticia cometida hace 500 años, ¿Por qué no nacionalizamos a los moriscos expulsados de España en 1610? ¿Por qué no indemnizamos a la comunidad jesuita expulsados en 1767? ¿Por qué un grupo tiene más privilegios que otro?

El nuevo anteproyecto de ley ha sido principalmente impulsado por el actual ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Ministro con antepasados judíos, donde no es la primera vez que hace un guiño a esta comunidad en España.

Por lo tanto, ¿podemos considerar justa esta medida donde unos son más favorecidos que otros?

Vía| Noticias jurídicas.

Más información|Los moriscos también reclaman la nacionalidad española.

Imagen|Alerta Digital.

RELACIONADOS