Reflexiones 


La música interrumpida de un héroe

Se ha escrito que la biografía de Juan Belmonte de Manuel Chaves Nogales es posiblemente la mejor del género en lengua española. La de Ataúlfo Argenta que acaba de escribir Ana Arambarri, para ser su primer libro, se compara muy bien con aquella tanto por el brillante perfil del biografiado como por la calidad de su texto que pretendiendo servir a una biografía ha terminado por ser una novela; eso sí, sin concesión alguna a la invención literaria.

 

Ataúlfo Argenta de Ana Arambarri

En ambos casos los personajes –muy bien elegidos– están logradísimos, no sólo por la destreza –que también- narrativa, sino por su atractivo personal presentado –sin que aparentemente se note– como en primera persona: pareciera que están vivos y dialogando directamente con el lector.

 

Siendo exhaustiva y apabullante la documentación manejada por Ana, mayormente del género epistolar, su original mezcla con el texto dota al libro de un ritmo y una veracidad que en vez de hacer pesada su lectura la animan hasta convertirlo en una narración de aventuras y superación de adversidades del héroe biografiado; algo que la autora reconoce explícitamente en la segunda parte al titular –un excelente guiño cultural–  los capítulos al hilo del poema sinfónico  La vida de héroe  de Richard Strauss.

 

El libro no decae en su interés en ningún momento, pero dos pasajes resultan especialmente brillantes: el exilio en busca de aprendizaje y reconocimiento en la Alemania nazi en plena 2ª Guerra Mundial y su trágico final, que puede hacer saltar fácilmente las lágrimas….a quien las siga usando.

 

Ataúlfo Argenta album

Cuando en la España de nuestro tiempo los progresistas patrios declaran –incluso por escrito!- que el esfuerzo y el reconocimiento de los méritos en la educación son valores  reaccionarios, uno se hace inexcusablemente un aliado reaccionario de Argenta. ¡Qué pena que esta biografía –también la de Belmonte– no forme parte de una colección de vidas ejemplares al servicio de la educación de los jóvenes españoles!

 

Habría sido fácil mezclar la vida de Argenta con la política de su época, pero la autora no ha caído en tal tópica trampa, para adentrarse en lo que de verdad importa: la fanática lucha de un hombre –un verdadero héroe- para vencer todas las enormes dificultades de su dramático tiempo hasta lograrlo con su trabajo y tesón, al servicio de su descomunal talento. Por supuesto que aparecen los Sopeñas y Rodrigos de turno tratando de hacer la puñeta a nuestro protagonista, pero el victimismo nunca hace acto de presencia. El héroe, convencido como está, de alcanzar por sí mismo su ambicioso destino no repara en zancadillas menores y sigue siempre adelante venciendo todo tipo de obstáculos

 

Ana Arambarri

Paradójicamente, Argenta que no era franquista –tampoco enemigo del régimen– se benefició de las amistosas relaciones diplomáticas de España con la Alemania de su época para formarse –eso si, entre bombas– en la gran patria de la música clásica y obtener reconocimiento profesional del máximo nivel. Por decirlo aún mas claramente: sin la excepcional experiencia alemana, los logros de Argenta no habrían volado tan altos.

 

Estamos ante un libro necesario, oportuno y definitivo sobre un personaje mayúsculo de nuestra reciente historia, no sólo por su ejemplar y truncada vida artística que puso –en un santiamén histórico– la música clásica española en el mapa mundial, sino sobre todo por su virtuosa conducta personal al servicio de su carrera profesional.  Muy bien escrito con frases concisas, rítmicas, sin concesiones fáciles a los adjetivos, nos reconcilian con nuestra mejor escritura de suerte que sólo por sus méritos literarios debiera ser leído. La poética y honesta elegancia con la que trata la parte mas delicada de la muerte de Argenta es implemente magistral.

 

Ana Arambarri ha escrito por fin –tras cuatro décadas intentándolo– el libro que siempre quiso escribir y el mejor posible –una obra maestra del género– en memoria de un verdadero grande de España, un gran país a pesar de todos los que lo siguen denostando, patria de grandes hombres como Argenta incluso en los tiempos menos propicios.

 

Twitter| @jbanegasn
Más información| España, más allá de lo conseguido, Canal Youtube de Jesús Banegas y Programa radio “Viaje a Serendipia”
En QAH| Otros artículos de Jesús Banegas
Imágenes| Ataulfo Argenta de Ana ArambarriAna ArambarriAtaúlfo Argenta album y portada artículo

RELACIONADOS