Historia 


La muerte de Rasputín

Pocas personas han sido tan odiadas en la historia de la Humanidad como Rasputín, ese personaje oscuro y místico del que ya se habló en esta misma sección. El propio Rasputín era consciente de que su influencia y su relación amorosa con la zarina no eran del gusto de los aristócratas más poderosos del país, e incluso sospechaba que su vida acabaría en manos de alguno de estos, como finalmente ocurrió.

El noble Yusupov y su mujer Irina.

El noble Yusúpov y su mujer Irina.

El plan estaba claro, y parecía infalible: el joven noble Yusúpov sabía del interés sexual del monje por su esposa Irina, así que lo invitó a un banquete que ofrecía en su propia casa bajo el pretexto de presentarle a su mujer. Durante la celebración, Rasputín sería envenenado poniendo grandes dosis de cianuro en su comida.

Y así fue, Rasputín aceptó sin pensarlo dos veces la invitación del noble y acudió al banquete. Una vez allí, comió una y otra vez unas pastas embadurnadas con veneno, sin embargo, no parecía hacer efecto alguno sobre el monje. Mientras comía, no dejaba de preguntar a Yusúpov por su esposa, y este respondía que estaba retocándose, cuando, en realidad, Irina ni siquiera se encontraba en el país.

Conforme se alargaba la velada, aumentaban las dosis de cianuro en la comida de Rasputín, sin que este sintiera nada, y sin cesar de comer en ningún momento. En su lugar, el monje tomó una guitarra y se puso a cantar.

Desesperado, el anfitrión corrió a hablar con otros conspiradores, que finalmente acuerdan hacer uso de armas de fuego para acabar con la vida de su invitado. Al fin, de vuelta a la sala donde Rasputín cantaba, comía y bebía, Yusúpov desenfunda su pistola y le dispara, cayendo al suelo el cuerpo del místico. Inmediatamente, el resto de invitados toma al supuesto cadáver y lo trasladan a una sala a la espera del momento indicado para deshacerse de él.  Sin embargo, en un momento en que el verdugo velaba el cuerpo, Rasputín lo agarró por el hombro y lo maldijo antes de saltar por la ventana y huir corriendo por la nieve. En aquel momento Yusúpov volvió a realizar tres nuevos disparos y, cuando el monje volvió a caer, lo remató con un tiro en la cabeza.

Cadáver de Rasputín con heridas de bala en la frente

Cadáver de Rasputín con heridas de bala en la frente

Llegadas las cinco de la mañana, los conspiradores tomaron el cuerpo de Rasputín y lo arrojaron a través de un agujero en el hielo del río Neva. Finalmente, cuando su cuerpo fue localizado sin vida en el río, se le realizó la autopsia que determinó la causa de su muerte: ahogamiento.

Poco tiempo antes de su muerte, el místico había escrito a la zarina para transmitirle sus sospechas, y en su carta predijo que si él moría, el zarismo no sobreviviría más de dos años. Efectivamente, dos años después, la Revolución Rusa acabó con el régimen zarista.

En colaboración con QAH| Ad Absurdum

Vía| First World War.com: “The Assassination of Rasputin, 29 December 1916”

Imagen| Matrimonio YusúpovCadáver de Rasputín

RELACIONADOS