Curiosidades Científicas 


¡La microbiota intestinal nos controla!

 

La popularidad de la microbiota intestinal crece año tras año. Su papel regulador sobre nuestro metabolismo parece tener cada vez mayor relevancia e influencia. Variaciones en la microbiota favorecen la aparición de algunas enfermedades. ¡Nuevos estudios revelan que podría intervenir en algunos ataques al corazón!

Desde el momento después de nacer, nuestro sistema digestivo empieza a colonizarse con millones de microorganismos. Se establece una simbiosis fundamental para el correcto funcionamiento del organisimo. Existen unas 1014 bacterias repartidas a lo largo del tracto intestinal y sólo en el colon se estima que habría unos 1,5kg de bacterias. De hecho, la cantidad de ADN perteneciente a todos los microorganismos albergados en nuestro interior es 100 veces superior al nuestro.

La microbiota intestinal puede intervenir en la síntesis y absorción de algunos nutrientes, en la obtención de energía, proporciona protección contra infecciones y microorganismos externos y también ayuda al sistema immunológico. Factores como el estrés, los antibióticos, la dieta y el propiro envejecimiento alteran la composición de ésta. Pero, ¿qué sucede cuando la microbiota sufre alteraciones?

Diversos estudios han comparado los microorganismos entre personas sanas y personas con algún tipo de afección. En la mayoría de ellos, para hacerlo, se analizan las heces ya que es un método sencillo de recolección. Se han detectado cambios e influencia de la microbiota intestinal en la obesidad, algún tipo de cancer, hepatopatías o la colitis ulcerosa.

¡La microbiota intestinal nos controla!En un estudio de la Universidad de Gotemburgo se han relacionado estos cambios con el riesgo de padecer algun evento cardiovascular. Con la edad, la arteriosclerosis nos puede acabar afectando a todos. Pero algunas personas son más susceptibles que otras a los accidentes cerebrovasculares y/o a los ataques al corazón, a pesar de que sus arterias estén igual de obstruidas que la de los demás. Una explicación puede ser la inflamación, ya que la inflamación es uno de los factores que promueve la enfermedad cardiovascular. Pero ¿qué papel jugarían las bacterias? Las bacterias de la microbiota son capaces de influenciar en la síntesis de sustancias pro y antiinflamatorias. En este estudio encontraron que había más especies bacterianas proinflamatrias en los pacientes con arteriosclerosis que en los pacientes sanos. Y por tanto, tenían más probabilidades de desprendimiento de las placas arterioscleróticas y sufrir un evento cardiovascular.

En un futuro, si llegáramos a entender el papel de todos los microorganismos, conjuntamente con algunas determinaciones en sangre, como el colesterol, nos pordían ayudar a predecir un posible ataque al corazón. También podríamos llegar a conocer qué combinación de especies bacterianas sería la más adecuada a nuestro estilo de vida. Sin embargo, estamos un poco lejos de estas afirmaciones. Aunque nos hacen plantear las siguientes dudas. ¿Qué influencia real tienen los microorganismos sobre nuestra salud? ¿Son capaces de controlar más procesos? La ciencia siempre nos tiene preparadas sorpresas por descubrir.

 

Vía| Science News

Más información| Pubmed

Imagen| Microbiota

RELACIONADOS