Actualidad Económica, Economía y Empresa 


La “metamorfosis” del consumidor

Si algo caracteriza a España en estos últimos meses es su inestabilidad política. Lejos de resultar algo positivo para la economía el española, el miedo al cambio parece resentir a los inversores que llevan tiempo apostando por el país ibérico como un destino inmejorable para rentabilizar sus inversiones. Al margen de este nuevo episodio, algunos síntomas de mejora económica siguen saliendo a flote en determinados aspectos económicos, siendo el consumo uno de ellos.

Al hilo de lo anterior, el informe sobre “Balance y Perspectivas Gran Consumo 2016” emitido por la consultora Kantar Worldpanel, empresa líder en paneles de consumo, nos indica ciertos aspectos que han cambiado en el consumidor español en pasado año, dejando entrever las mejoras surgidas en dicho ámbito.

El 2015 ha sido un año marcado por bastantes datos positivos para la economía española, a pesar de que muchos de éstos datos todavía no se aprecian en colectivos en los que la crisis ha afectado en mayor medida. Si bien, es cierto que todavía hay datos que son excesivamente elevados, como la tasa de desempleo, que ha llevado a situar a España en el sexto lugar en el ranking de economías “miserables”.

Lista del ranking mundial de las diez economías más "miserables".

Lista del ranking mundial de las diez economías más “miserables”.

Volviendo al tema del consumo, el estudio presentado por la consultora Kantar Worldpanel muestra como en cierto modo la mejora económica ha dejado su presencia entre los consumidores en el pasado año, dando pie a un cambio en la mentalidad de los mismos. De este modo, ahondando en cifras, los hogares españoles en 2015 gastaron una media de 4.179 euros en supermercados e hipermercados, lo que supone un 1,8% más que en 2014. De igual manera, el 37% de los mismos, confiesa que a la hora de realizar la compra termina gastando una mayor cantidad de dinero del que había presupuestado.

En lo que al tipo de productos consumidos se refiere, los españoles empiezan a optar por productos de primeras marcas, dejando más de lado las marcas blancas. En 2016, se espera que el consumo siga progresando por este camino. Así, se espera que en el futuro, los consumidores sean personas que centren más su atención en la calidad de los productos, y no tanto en el precio.

Los consumidores se centrarán más en la calidad y no en el precio

Otro de los aspectos a considerar, es el importante auge que está teniendo el comercio electrónico, lo que puede haber facilitado en cierto modo la mejora del consumo. Con las ventas online, se ha facilitado y agilizado el proceso de “hacer la compra” a muchos, llegando al extremo de que los propios operadores del supermercado te lo cargan en tu propio coche sin ni si quiera bajarte del mismo.

Al mismo tiempo, dejando de lado lo que a los supermercados e hipermercados se refiere, el informe indica que el consumo fuera de los hogares aumentará en todos los sentidos, siendo más los individuos que gasten su dinero en ocio, tanto gastronómico, como en viajes, tecnología, salud, muebles o complementos.

En definitiva, el informe proporcionado por la consultora Kantar Worldpanel nos deja entrever que el consumo aumentará paulatinamente, al igual que los consumidores cambiarán su mentalidad, prestando más atención a la calidad y disfrute de los productos que al precio.

Vía| Kantar Worldpanel
Imagen| Marketing4food , El Mundo

En QAH| ¿La reducción de impuestos animará el consumo?, El consumo como propulsor de la economía, Alimentos funcionales: el futuro de la alimentación

RELACIONADOS