Jurídico 


La manada

Como todos los casos que tienen impacto mediático, y que además tratan sobre delitos contra las personas, inmediatamente se condena a los acusados con la peor pena imaginable. Esta cuestión se agrava bastante cuando los medios se encargan de poner titulares que suenan impactantes para captar la atención del público. No se preocupan de si son susceptibles de malinterpretación o si no están ajustados a los hechos. Se olvidan de la importancia de la letra negrita de los artículos del periódico o del titular que sale en las noticias del mediodía debajo del periodista. Muchas veces es lo único que se queda en la memoria cuando no hay tiempo para leer las noticias del día, o cuando estás comiendo sin prestar demasiada atención a lo que están diciendo. Esto causa un gran prejuicio frente a la noticia en cuestión. Este caso, además, ha tenido una gran complejidad a efectos jurídicos. Lo que ha dado lugar a que la extensión de la sentencia sea de más de 300 páginas. Resulta denso de leer, y por lo tanto preferimos fiarnos de lo que se dice de forma resumida y sesgada por los medios de comunicación.

Voy a centrarme en las cuestiones que considero han causado más conflicto y más confusión.

Los conceptos de agresiones y abuso sexual. Una agresión sexual básica consiste en atentar contra la libertad sexual de una persona con violencia e intimidación. En el caso de que esta agresión consista en un acceso carnal, se califica de violación. Por otra parte, un abuso sexual consiste en atentar contra la libertad sexual de una persona, sin consentimiento y sin violencia e intimidación. La diferencia principal entre una y otra radica en la violencia y la intimidación.

Una de las polémicas creadas en torno a este caso ha sido la calificación del delito como abuso en lugar de agresión. La palabra agresión sexual o violación siempre va a sonar más impactante. Sin embargo, eso no le quita gravedad a la última. Se puede ver en la sentencia que la víctima del delito propiamente explica que ella no fue forzada, violentada o intimidada. Declara varias veces que no pensaba que la situación fuese a terminar de esa manera. No significa que se lo haya buscado, simplemente significa que llegó a una situación que ella no pensaba que podía ocurrir. Añadiendo que también se encontraba bajo los efectos del alcohol.

Los presupuestos para que exista una agresión sexual calificada de violación no se dan por completo, y, por lo tanto, no se puede subsumir en este tipo penal. Sin embargo, el hecho de que se haya considerado un abuso no es señal de que los acusados se hayan librado de lo que han hecho. No hay que dejarse llevar porque algunas palabras suenen más fuertes que otras.

Hay que añadir dentro de esta línea, la dificultad que hay en un juicio para probar cuáles fueron los hechos. Se hace un trabajo exhaustivo en el que se intenta averiguar lo ocurrido mediante las pruebas, declaraciones de testigos y de las partes, pero la realidad es que no siempre se puede probar absolutamente todo. Todo lo que no se puede probar en juicio no es válido. Este hecho a veces juega en beneficio del acusado o de la víctima.

A la hora de criticar cómo se imparte justicia, hay que tener en cuenta la dificultad que hay para conseguir justicia para todos y con la que todos estén conformes.

Aquí es donde entra la siguiente polémica, y creo que más discutida: la pena.

Hasta este punto del artículo, igual a alguien se le ha ocurrido coger el Código Penal y mirar las penas para cada uno de los delitos porque le suena que los abusos, a efectos penológicos, es menos grave que las agresiones sexuales.

Esto es lo que pide la acusación, citando lo que dice la sentencia:

“A) Cinco delitos continuados de agresión sexual de los artículos 178, 179, 180 1. 1º y 2º, 192 y 74 del Código Penal.

B) Un delito contra la intimidad del artículo 197.1 y 5 del Código Penal.

C) Un delito de robo con intimidación del artículo 242. 1 del Código Penal”.

Y este es el fallo, citando también lo que dice la sentencia:

“En concepto de autor de un delito continuado de abuso sexual con prevalimiento previsto y penado en el Art. 181 3. del Código Penal, en el subtipo agravado del número cuatro 4., en relación con los Arts. 192 y 74 de dicho Código, sin que concurran circunstancias modificativas de la responsabilidad penal, a la pena de nueve años de prisión, e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y al pago de una tercera parte de las costas procesales; incluyendo en tal imposición las derivadas del ejercicio de la acusación particular y la totalidad de las causadas por la intervención del actor civil Servicio Navarro de Salud- Osasunbidea.

Asimismo, le imponemos la prohibición de acercamiento a la denunciante, su domicilio, lugar de trabajo o a cualquier otro que sea frecuentado por ella a una distancia inferior a los 500 metros, así como la prohibición de comunicación, por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual, durante 15 años. E igualmente le imponemos cinco años de libertad vigilada, que se ejecutará con posterioridad a la pena privativa de libertad, conforme al artículo 106.2 del Código Penal.

En el ámbito de la responsabilidad civil le condenamos a indemnizar conjunta y solidariamente con las restantes personas condenadas por este delito:

a.- A la denunciante en la cantidad de Cincuenta mil euros (50.000 €).

b.- Al Servicio Navarro de Salud- Osasunbidea en la cantidad de 1.531,37€.

En ambos casos, con aplicación del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento Civil”.

Hay que concretar que el delito de robo se le aplica a uno de los acusados aparte de lo citado anteriormente.

Por tanto, se castigan el tipo básico de abusos sexuales del apartado 3 del artículo 181, que dice lo siguiente:

La misma pena se impondrá cuando el consentimiento se obtenga prevaliéndose el responsable de una situación de superioridad manifiesta que coarte la libertad de la víctima.

A este tipo básico se le aplica el subtipo agravado del apartado 4, que establece:

En todos los casos anteriores, cuando el abuso sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías. Concluye diciendo la pena para los mismos es de prisión de 4 a 10 años.

Ahora vemos los artículos de las agresiones sexuales:

Artículo 178: El que atentare contra la libertad sexual de otra persona, utilizando violencia o intimidación, será castigado como responsable de agresión sexual.

Artículo 179: Cuando la agresión sexual consista en acceso carnal por vía vaginal, anal o bucal, o introducción de miembros corporales u objetos por alguna de las dos primeras vías, el responsable será castigado como reo de violación.

La pena en este caso sería de prisión de 6 a 12 años.

Mi conclusión es que, en vista de lo razonado y expuesto en la sentencia, se ajusta a derecho. El hecho de que no se diga que es una agresión sexual, no menosprecia lo que le ha ocurrido a la víctima del delito, al igual que tampoco hace que los culpables del delito salgan ilesos por una simple palabra. El resultado a efectos de la pena no hubiese sido muy diferente en el caso de que se hubiese conseguido calificar de agresión sexual.

Quien se haya informado sabrá que uno de los Magistrados ha emitido un voto particular. Un voto particular se produce cuando en un Tribunal colegiado, uno de los Magistrados disiente de lo que se ha fallado la sentencia mayoritaria. En el mismo se absolvería a los acusados de todos los delitos, excepto del delito de hurto aplicado a uno de ellos, siendo un delito leve de hurto castigado con una multa. Sin embargo, no estoy de acuerdo con esta valoración, puesto que creo que, aunque no hubo una agresión como tal, la víctima si se encontró superada. En una situación que nadie se imagina que le va a ocurrir. Definitivamente hubo un prevalimiento por parte de los acusados.

Si de verdad os interesa, os animo a que leáis la sentencia y el voto particular, y entendáis los conceptos para poder emitir un juicio informado, o simplemente para aprender más sobre un tema tan trascendente.

Os dejo un enlace de la sentencia y el voto particular:  https://www.elplural.com/sociedad/2018/04/26/sentencia-completa-la-manada

Vía | Sentencia La manada , Código Penal

Imagen | Forges , Juez

RELACIONADOS