Historia 


La llegada de Hugo Chávez al poder

map-venezuela

Mapa de Venezuela

A finales del siglo XX en América Latina veremos el desarrollo de lo que conocemos como nueva izquierda latinoamericana. Ha sido así denominada para diferenciarla de los viejos partidos izquierdistas ortodoxos y, a su vez, de aquella izquierda que asumió la lucha armada contra el estado como método para lograr sus fines.

Obviamente, no podemos englobar a esta nueva izquierda en un mismo horizonte ideológico. En unos casos se tratará de una izquierda socialdemócrata, de carácter reformista, más cercana a la izquierda europea. En última instancia, estos reformistas creían en un equilibrio entre el mercado y el Estado, en una democracia representativa y en la necesidad de regenerar la calidad de las instituciones.

En otros casos nos encontraremos con lo que denominarán como una izquierda neopopulista, con un sentido más transformador de la sociedad, donde el liderazgo político y la movilización social en torno al líder tendrán mucha importancia. Un fuerte sentido antiimperialista y la apuesta por una democracia participativa (y no representativa) formarán dos de los pilares ideológicos de esta nueva izquierda. Este será el caso de Evo Morales en Bolivia, de Rafael Correa en Ecuador o de Hugo Chávez en Venezuela.

caracazo2

Imagen del Caracazo

Antes de la llegada de Hugo Chávez al poder, Venezuela sufría las consecuencias de la aplicación de las recetas neoliberales a su economía. Dentro de todos los países latinoamericanos, Venezuela será una fiel representación de las consecuencias de polarización social que tuvieron estas políticas durante los años ochenta. Al mismo tiempo, desde el punto de vista político, las cúpula dirigente no tenía el respaldo social, es decir, que nos encontramos ante una crisis del sistema de representatividad en el cual los ciudadanos no se sienten identificados por sus instituciones.

Desde el año 1958, el poder se lo repartían dos partidos: AD y COPEI. Con el pacto de punto fijo el poder político en Venezuela se lo repartían estas dos fuerzas políticas, de carácter conservador y liberal. Esto impedía que otras organizaciones políticas irrumpieran en la política del país. En cuanto a la economía, tras lo que conocemos como la década perdida, el pilar fundamental de la economía venezolana, el petróleo, entrará en una crisis importante; crisis a la que se aplicarán recetas neoliberales que no harán más que agravar el problema.

Ante esta situación, en 1989 se produce una revuelta social conocida como el caracazo, una protesta en la que la gente sale a la calle, similar a lo que vimos en el 2002 en Argentina, como expresión del malestar de la sociedad venezolana. Más adelante, en 1992 una parte del ejército venezolano intentará un golpe de estado contra Carlos Andrés Pérez, presidente de Venezuela entonces. Este golpe de estado está encabezado por el comandante Hugo Chávez Frías, el cual será detenido y pasara algún tiempo en prisión. Habrá otros intentos de golpe de estado pero estos son los más sobresalientes.

Toda esta expresión de malestar se canalizará en las elecciones presidenciales de 1998, a las que concurre el amnistiado Hugo Chávez, quien prosigue con su carrera militar y política (tras salir de prisión por su intento de golpe de estado en 1992). Un Hugo Chávez que articula un electorado en el que recoge a todos los desencantados con estos dos partidos y a buena parte de la sociedad venezolana que se consideraba excluida de la política nacional. Nos encontraremos ante una constelación de pequeñas organizaciones políticas que verán en la irrupción de Chávez su oportunidad para influir en la política nacional. Hugo Chávez triunfa con una holgada mayoría e inicia su carrera como presidente del país. Con respecto a la llegada de Chávez al poder, hay politólogos que lo ven como un síntoma más del deterioro político del país, mientras que otros consideran que es un punto y aparte en el desarrollo sociopolítico.

Hugo Chávez parte con un deseo de regeneración de la vida política y para ello elabora una nueva constitución como primer paso en el año 1999. Una constitución que está impregnada de ese concepto de democracia participativa y democracia electoral, que pretende dar más protagonismo a la ciudadanía en la gestión de los asuntos públicos. En segundo lugar, elaborará un proyecto económico en el que el estado volverá a asumir una gran competencia y capacidad en la economía en detrimento de los procesos de liberalización que se habían llevado hasta entonces durante los años ochenta. En tercer lugar, realizará una gran apuesta por la “justicia social” de los venezolanos a través de un mejor reparto de la riqueza nacional; finalmente, veremos un cambio en la denominación del estado que es mucho mas que un simple cambio nominativo, pues pasa a denominarse República Bolivariana de Venezuela. Este cambio de la denominación del estado, que tiene un contenido importante, es una apelación a la figura de Simón Bolívar, el gran libertador, cuyo programa en cuanto a la integración de América Latina es un objetivo a conseguir por parte de Hugo Chávez.

Todo este proyecto genera un enorme rechazo social por parte de todos estos sectores que han ocupado el poder político, económico y social en los últimos tiempos. Los partidos tradicionales, el poder económico, en torno fundamentalmente a PDVSA, la iglesia católica… todos estos son sectores que se oponen al proyecto de Hugo Chávez, cuya consecuencia es la polarización de la sociedad venezolana. Hablamos de una sociedad dividida, que manifestará sus diferencias en tres momentos principales:

1.- En un primer lugar tendrá lugar en abril de 2002 un intento de golpe de estado a Chávez. Este golpe de estado tendrá numerosas implicaciones internacionales; de hecho, muchos estudios e investigaciones apuntan a que el presidente Aznar pudo tener un papel activo en su organización. Ante esta situación, Chávez renuncia al poder y se instaura un gobierno de transición para la normalización de la vida política electoral. Este gobierno de transición está presidido por el jefe de la patronal venezolana, Pedro Carmona, que nada más instalado en el poder aprueba un decreto-ley en el que la democracia es eliminada de un plumazo, porque Carmona asume todos los poderes del estado, liquida todas las instituciones políticas del estado, liquida el Tribunal Supremo… Pedro Carmona dura 24h en el poder porque Hugo Chávez logra retomar el poder político del país. Logra salir de su encarcelamiento (se dice que gracias, entre otros, a Fidel Castro).

2.- En segundo lugar, a través de PDVSA, se lanza una huelga general que quiere paralizar la industria petrolífera venezolana y yugular el ingreso fiscal fundamental venezolano. Esto es un pulso que llevará bastante tiempo y que se saldará con el dominio de PNVSA por parte de Chávez.

3.- En tercer y último lugar, en 2004, Hugo Chávez se somete a un referéndum en el que la población diga sí o no a su continuidad en el poder. Un referéndum revocatorio que el presidente Hugo Chávez logra ganar tras poner su cargo a disposición de la población venezolana. Un Hugo Chávez que a partir de 2004 radicaliza su proyecto y pretende construir un nuevo socialismo del siglo XXI; y su extensión y su difusión del proyecto por toda la región. El punto de partida de este proyecto será en diciembre de 2004 con la firma del ALBA (Alianza Bolivariana de las Américas) un acuerdo que suscriben Cuba y Venezuela. Estos acuerdos fueron firmados en la Habana, con la finalidad de extender ese modelo revolucionario, y significó la salvación de Cuba tras esos momentos tan duros del periodo especial. Cuba encontrará ese socio que le reactive la economía, que le de beneficios, y superar esa situación de incertidumbre que vivía desde los años 90.

En colaboración con QAH| Intrahistoria

Vía|CARROLL, R. Comandante. La Venezuela de Hugo Chávez. Sexto Piso, 2013; CHÁVEZ, D. GARABITO, C. R. La Nueva Izquierda en America Latina. La Catarata, 2008; GOTT, J. R. Hugo Chávez y la Revolución Bolivariana. Foca, 2006; RIX, M. Las Mentiras Sobre Hugo Chávez. Mandala Ediciones. 2013

Imagen| Caracazo

 

 

RELACIONADOS