Derecho del Trabajo, Jurídico 


La liquidación y el descuento de las vacaciones disfrutadas

De eso se trata la entrada de hoy, de si una empresa puede efectuar compensaciones y/o descuentos algunos en el finiquito del trabajador en concepto de vacaciones anuales retribuidas.

Vayamos por partes:

El art.38.1 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores establece que “El periodo de vacaciones anuales retribuidas, no sustituible por compensación económica, será el pactado en convenio colectivo o contrato individual. En ningún caso la duración será inferior a treinta días naturales.”

Y el art.49.2 del mismo texto, dispone que “el empresario, con ocasión de la extinción del contrato, al comunicar a los trabajadores la denuncia, o, en su caso, el preaviso de la extinción del mismo, deberá acompañar una propuesta del documento de liquidación de las cantidades adeudadas».

Ahora nos planteamos un supuesto muy habitual en la práctica con una pregunta, ¿qué ocurre cuando se produce la extinción del contrato de trabajo y el trabajador ya ha disfrutado sus 30 días de vacaciones anuales retribuidas sin haber completado el año de trabajo? ¿Podrá la empresa efectuar la liquidación descontando o compensando el exceso de los días de vacaciones disfrutados por el trabajador? o por el contrario, ¿le está vedada tal posibilidad de compensación por encontrarnos ante una liquidación de carácter salarial y el concepto de las “vacaciones” no lo es?

Si analizamos hermenéuticamente y por orden estas cuestiones, debemos acudir en primer lugar al precepto establecido como regla general y referido más arriba, el del 38.1 del ET y saldríamos de dudas al prohibir el mismo la sustitución por compensación económica de las vacaciones anuales retribuidas.

Pero podría resultar ocioso plantarnos aquí ya que existe doctrina jurisprudencial con sustrato en la normativa comunitaria que admite que esta compensación económica se dé cuando sea imposible el disfrute de las vacaciones por parte del trabajador por finalización del vínculo contractual laboral y en cualquiera de las causas extintivas válidas y previstas en el artículo 49 del ET.

Toda relación laboral tiene como axioma la contraprestación debida, el salario. Y es en este concepto en el que debe residir la solución a las cuestiones planteadas inicialmente.

Cuando se procede a efectuar la liquidación del art.49.2 del ET, previamente se debe tener claro que conforme a lo preceptuado por el art. 26 del ET, es salario “… la totalidad de las percepciones económicas de los trabajadores, en dinero o en especie, por la prestación profesional de los servicios laborales por cuenta ajena, ya retribuyan al trabajador efectivo, cualquiera que sea la forma de remuneración, o los periodos de descanso computables como de trabajo” .

El tiempo en que un trabajador está de vacaciones debe ser considerado como periodo de descanso computable  como de trabajo  y por ende, si el trabajador no lo ha disfrutado por haberse extinguido la relación laboral,  se debe compensar económicamente en el finiquito.

Dicho así, estas cantidades liquidadas al trabajador como compensación por no haber disfrutado la totalidad de las vacaciones a las que tenía derecho por extinción contractual deberían ser consideradas de naturaleza salarial y no así, indemnizatoria.

Y haciendo una lectura detenida del literal del Fundamento de Derecho Tercero de la sentencia de la sala de lo social del TS de fecha 20 de Mayo de 2014 (: STS 2778/2014 – Nº de Recurso: 2201/2013):

“Sin embargo, existen supuestos en los que la relación laboral finaliza antes de que el trabajador haya tenido ocasión de hacer uso del derecho al descanso anual, y ante la imposibilidad de hacer efectiva “in natura” la facultad de vacar por causa no atribuible a la voluntad del operario, debe concederse a éste el derecho a la correspondiente compensación económica, generándose en tal caso dicha compensación, que ha de ser “proporcional al tiempo de prestación de servicios en el año de referencia”, tal como razonó nuestra reseñada Sentencia de 30 de Abril de 1996 “.

“…También la referida jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (contenida especialmente en SSTJUE 10- septiembre-2009 y 21-junio-2012 ),ha proclamado el excepcional derecho a obtener una compensación económica en concepto de vacaciones anuales retribuidas y no disfrutados únicamente al finalizar la relación laboral, pues “en aras de una protección eficaz de su seguridad y de su salud, el trabajador debe normalmente poder disfrutar de un descanso efectivo, ya que el artículo 7, apartado 2, de la Directiva 2003/88 sólo permite que el derecho a vacaciones anuales  retribuidas sea sustituido por una compensación económica en caso de que concluya la relación laboral “.

Estamos ante un supuesto de excepcionalidad y unidireccional. La propia sentencia declara que no constituyen salario las vacaciones, aun siendo retribuidas, como claramente se infiere de la Sección Quinta del Capítulo II del Título I del Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, relativa al tiempo de trabajo, VS  la Sección cuarta, del mismo texto, referente a los salarios y garantías salariales,

out-of-office-email-840x4201Concluyendo, parece claro que si la compensación económica de las vacaciones anuales retribuidas tiene carácter excepcional y no tiene naturaleza salarial, la empresa no podría descontar, en la liquidación o finiquito, de aquellos conceptos salariales adeudados al trabajador con motivo de la extinción contractual laboral, cantidad alguna  correspondiente al exceso de días de vacaciones disfrutadas en relación con el tiempo trabajado ya que, para aplicar la compensación y absorción del art. 26.5 ET  del ET “ Operará la compensación y absorción cuando los salarios realmente abonados, en su conjunto y cómputo anual, sean más favorables para los trabajadores que los fijados en el orden normativo o convencional de referencia.”,  tendríamos que estar anteconceptos salariales y que estos fueran homogéneos  (sentencias del TS 15-10-92 y 10-6-94), homogeneidad que no existe entre la compensación económica de las vacaciones no disfrutadas y los diversos conceptos que puede comprender la liquidación de la relación laboral que sí son conceptos salariales.

Entonces, si la empresa considera que el trabajador ha disfrutado un exceso de vacaciones no podrá descontarlo al efectuar la liquidación del ET art.49, es decir, no podrá mezclar conceptos heterogéneos y en su caso, deberá acudir al procedimiento jurisdiccional social de reclamación de cantidad, ya que, insistiendo, no encontraríamos ningún concepto en la liquidación o finiquito que fuera homogéneo con la retribución de las vacaciones (concepto salarial VS concepto no salarial, situación ordinaria/normal VS extraordinaria/excepcional). La unidireccionalidad vendría dada por la excepcionalidad de la imposibilidad del disfrute del descanso por vacaciones por causas ajenas e inimputables al trabajador y no así en el sentido contrario, el que nos ocupa, cuando el trabajador ha disfrutado sus vacaciones y se produce la extinción de la relación laboral sin haber completado el año natural de trabajo.

En este sentido, habría que deducir a quien corresponde la responsabilidad del exceso de vacaciones disfrutado por el trabajador, si a éste o a la propia empresa y no olvidemos el artículo 58.3 del Estatuto de los Trabajadores, así como lo dispuesto por el Convenio 132 de la OIT, en virtud de los cuales el empresario no podrá imponer sanciones que consistan en la reducción de la duración de las vacaciones u otra minoración de los derechos al descanso del trabajador o multa de haber.

Pero ya os adelanto que esta discusión no es pacífica y admite tesis en el sentido contrario.

Más Información| Sentencia TS Sala 4ª, de 30-4-96 (Rec.Unf.doctrina 3084/1995. Sentencia del TS Sala 4ª, de 18-1-10 (Rec.Unf.doctrina 314/2009). Sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) de fechas  10-9-09  y 21-6-12; Artículo 7.2 de la Directiva 2003/88.

Imagen| Out of office

RELACIONADOS