Actualidad Económica, Economía y Empresa, Panorama Internacional 


La ley Macron: ¿Francia, en la senda para recuperar su competitividad?

La depresión económica de Francia y la fuerte derrota electoral del gobernante Partido Socialista en las municipales de marzo de 2014 llevaron al presidente François Hollande a dar un giro a su política dos años después de su llegada al Palacio del Elíseo. El jefe del Estado nombró a Manuel Valls primer ministro y, cuatro meses después, otorgó a Emmanuel Macron la cartera de Economía. Valls ha girado su acción de gobierno en torno a tres grandes ejes: la reforma territorial, con la reducción de 22 regiones a 13, medida ya aprobada; el “Pacto de Responsabilidad”, que recortará 50.000 millones de euros de gasto público entre 2015 y 2018; y la ley para el Crecimiento, la Actividad y la Igualdad de Oportunidades Económicas, conocida como “ley Macron” en referencia al titular de Economía del país galo.

Emmanuel Macron (izquierda) y Manuel Valls (derecha)

El proyecto liberalizador de la economía francesa, inicialmente adoptado por decreto gubernamental –medida que causó gran polémica por su cariz extraordinario en la V República-, acabó superando distintos trámites parlamentarios hasta desembocar en el Senado. El Gobierno se ha visto obligado a negociar recientemente el contenido de la ley con el centro-derecha por el dominio conservador en el Palacio de Luxemburgo; sólo queda el último y definitivo trámite de aprobación por la Asamblea Nacional, de mayoría socialista.

Trámite parlamentario de la ley Macron

Dentro del gran “cajón de sastre” que supone la ley Macron, las principales medidas que contempla el proyecto son:

  • Apertura de comercios hasta 12 domingos al año frente a los 5 actuales.
  • Apertura de comercios todos los domingos del año en las nuevas “zonas turísticas internacionales”.
  • Libertad de apertura de notarías.
  • Liberalización del transporte interurbano de autobús.
  • Privatización parcial o total de aeropuertos estatales.
  • Lucha contra el monopolio de grandes superficies comerciales.
  • Licencia para que empresas privadas realicen el examen de conducir con el objetivo de agilizar su expedición y rebajar su precio.
  • Ventajas fiscales para empleados que quieran comprar acciones de PYMES.
  • Plazo máximo de cinco meses para otorgar licencias industriales y urbanísticas.
  • Simplificación de trámites en Juzgados de lo Social en materia de despidos laborales.

 

Previsiones macroeconómicas del Gobierno francés para 2015

 

Pese a superar en el mes de marzo la histórica cifra de 3,5 millones de desempleados a tiempo completo, Francia cree posible remontar su estancamiento económico este mismo año 2015; la ley Macron y la fuerte apuesta por la I+D para renovar su potente industria pueden llevar al país galo a recuperar la senda de la competitividad perdida.

 

 

 

Vía| Gouvernement, Le portail de l’économie et des finances

Imagen| Emmanuel Macron y Manuel Valls, Ladepeche, Insee

RELACIONADOS