Cultura y Sociedad 


La ley de la derecha en Protocolo

Esta norma también se conoce como “principio de la derecha” o “sitio de honor”. Se trata de la regla que se suele seguir en los actos a la hora de colocar en el espacio y por orden de precedencia a quienes serán los invitados de honor, personalidades o protagonistas del evento en el sitio que les corresponde. La ley de la derecha nos dice que la persona más importante siempre se sitúa a la derecha de quien preside el acto (a la izquierda desde la perspectiva del público, en el caso de que lo haya). Siempre tomaremos como punto de referencia a quien preside y no a los espectadores. Parece fácil, pero no lo es. Sin embargo, sí es importante dado que en ocasiones, puede provocar molestias o inconvenientes.

Para poder poner en práctica esta norma el primer paso es el correcto ordenamiento de quienes serán las personas relevantes de nuestro acto. Este ordenamiento debe realizarse en base a un criterio establecido previamente. En el caso de los actos oficiales en los que intervienen cargos públicos, este criterio está claro: el RD 2099/1983 de Precedencias del Estado. Ley que como ya sabemos, es la base del Protocolo Oficial y por tanto, guía este tipo de actos. Por otro lado, en aquellos actos no oficiales o de carácter privado, se establecerá el orden de los protagonistas en base a diversos criterios como jerarquías, organigramas o preferencias comunicativas. Por ejemplo, en el caso de una empresa, el ordenamiento de quiénes ocuparán los puestos en la mesa de presidencia de un posible evento corporativo vendrá o debería venir dado por el organigrama de la compañía. Finalmente, aquellos actos mixtos que cuenten con la presencia tanto de cargos públicos como de personas relevantes en el evento por distintos motivos pero que sin embargo, no ostentan ningún cargo de esta índole, y por tanto, sus precedencias no las recoge el Real Decreto ya mencionado, las máximas que deberán imperar son el diálogo y la negociación para llegar a un acuerdo entre todas las partes.

Llevar a cabo el ordenamiento de las personalidades del acto supone simplemente crear una lista en la que estas personalidades aparecen enumeradas en orden descendente en importancia en base al criterio que debamos aplicar en cada acto. Ésta es la lista de precedencias, la cual nos dice quién precede a quién.

Una vez tengamos elaborada dicha lista, no hemos acabado nuestro trabajo. Deberemos guardarla casi bajo llave y dejar de lado ahora el papel para llevar a la práctica la ley de la derecha. ¿Cómo? En primer lugar deberemos fijarnos en el número de personas que componen nuestra lista de precedencias. Cómo todos estaréis adelantando, existen dos posibilidades; que éste sea par o impar, haciendo que se creen por tanto dos tipos de presidencia de un acto: Presidencia par o Presidencia impar.

Presidencia impar

Presidencia impar

 

Presidencia impar: En el centro se coloca la persona que preside el acto. A su derecha, el número 2 de la lista de precedencias y a la izquierda de quien preside se situaría el número 3 de dicha lista. Una vez establecida la parte central de la presidencia, colocaremos por orden y de manera alterna a derecha e izquierda a todas aquellas personas recogidas en la lista de precedencias como se explica en la siguiente imagen.

Presidencia Par

Presidencia par

 

 

Presidencia par: En este caso no existe un centro en el que poder colocar a quien preside, por ello lo situaremos a la derecha de la parte central, a su izquierda al número 2 de la lista de precedencias, a su derecha al número 3 y de nuevo procederemos a colocar por orden y de forma alterna a quienes conforman la lista de precedencias tal y como se recoge en la imagen.

Esta norma esconde muchas peculiaridades y nos ayuda a obtener información con un simple golpe de vista. De todo ello hablaremos en próximos artículos.

 

Vía| Protocoloorg

Más información| Mayordomomex

En QAH| Protocolo, el arte de hacer las cosas bien

RELACIONADOS