Reflexiones 


La legalización de la marihuana, a debate

 

El debate en torno a la legalización o no de las drogas blandas es algo sobre lo que se lleva dialogando desde hace muchísimos años. Existen infinidad de teorías en contra y a favor de la legalización. Hace unos meses el debate se ha reabierto, mediante la petición por parte de la Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado (IHE) de una posible legalización de las drogas blandas.

¿Legalización de la marihuana?

¿Legalización de la marihuana?

Durante la jornada de trabajo como policías, nos encontramos con numerosas actuaciones relacionadas con la tenencia de drogas, y en la mayoría de las ocasiones tenemos que lidiar con las diferentes versiones con las que nos sorprende la persona que porta dicha droga. Como experiencia propia, hace unos meses le fue requerido a un individuo un paquete que portaba. El mismo iba precintado con cinta de color marrón, y esta persona nos informó de que se trataba de unos polvos que tomaba mezclados con agua para aliviar su enfermedad, ya que al parecer según nos manifestó, era asmático. Tras realizar los pertinentes estudios sobre el material, se verificó que, efectivamente era un polvo blanco, pero que ni mucho menos se trataba de un medicamento contra el asma, sino que como sospechábamos, era COCAÍNA.

En la mayoría de las ocasiones, al encontrarnos a un individuo que porta una pequeña cantidad de droga, ya sea cocaína, hachís, etc., alegan que se trata de consumo propio. Pues bien, la Ley Orgánica 1/92 en su artículo 25 nos viene a decir que:

“Constituyen infracciones graves a la seguridad ciudadana el consumo en lugares, vías, establecimientos o transporte público, así como la tenencia ilícita, aunque no estuviera destinada al tráfico de drogas tóxicas, estupefacientes, o sustancias psicotrópicas”

Por lo tanto se entiende, según la ley, que está prohibido consumir o portar cualquier tipo de sustancia estupefaciente o psicotrópica en la vía pública. Es más, considero que el consumo estando en el interior de un vehículo también es denunciable en la misma medida.

Hasta este momento, solo hemos tratado la infracción administrativa, pero el Art 368 del Código Penal va más allá, y en este caso se diferencia con el Art 25 de la Ley Orgánica 1/92, en las cantidades que porta el individuo, ya que al llevar consigo una gran cantidad de estupefacientes, se entiende que no es para el consumo propio, sino para su reparto y venta.

Para tener claro a la hora de actuar y poder diferenciar las cantidades que separan el consumo, y el tráfico de drogas, además de numerosa jurisprudencia, atenderemos a una tabla del Instituto Nacional de Toxicología, que nos indicará los límites para distinguir un caso de otro.

Lo que se tiene presente en esta tabla es la previsión de consumo propio en una horquilla de 3 a 5 días. Por lo tanto, en relación a las siguientes sustancias, estas son las cantidades que podríamos portar, para ser valorado como consumo propio:

Heroína: 3 grs. Máximo.

Cocaína: 7,5 grs. Máximo.

Marihuana: 100 grs. Máximo.

Hachís: 25 grs. Máximo.

LSD: 3 mgr. Máximo.

Retomando el debate abierto por los Inspectores de Hacienda, mencionaré algunas teorías tanto a favor como en contra de la legalización de dichas drogas blandas:

A favor de la legalización:

– Se pondría fin al narcotráfico.

– Se abarataría el precio de las drogas (evitando de esa manera que las personas adictas a estas sustancias tengan que robar para costeárselas)

– Existirían controles de calidad de las sustancias.

– Se acabaría con cierta corrupción, mantenida por el gran dinero que da el tráfico de drogas.

– El Estado no gastaría dinero en medios para combatir el tráfico de drogas, pudiendo en teoría destinar este a información útil para la juventud y otros.

En contra de la legalización:

– La legalización en España supondría un cambio de mentalidad cultural importante.

– Según estudios realizados, el cultivo de cocaína en países productores ha decaído considerablemente, lo que lleva a pensar que se está combatiendo contra esta sustancia de una manera adecuada.

– El Plan Nacional de Drogas en España pasó de ser una responsabilidad del Ministerio de Interior, a ser de Sanidad. Desde que se comparte un control policial con un enfoque sanitario y de prevención, han bajado las cifras de consumo en España.

– El consumo de drogas en España es el causante de la gran mayoría de fracaso escolar y de perjuicios gravísimos para la salud.

– El consumo de marihuana interrumpe la actividad cerebral, la concentración y la memoria reciente. A largo plazo, produce desarrollo de la ansiedad, psicosis y depresión.

Por todo lo expuesto, con sus argumentos a favor y en contra, considero que la legalización de las drogas blandas esta próxima, y me atrevería a decir que será algo parecido al consumo de alcohol, en cuanto a su regulación se refiere.

Se evitará el tráfico ilegal teniendo acceso a las drogas en un menor precio y mayor calidad, con beneficios a través de los impuestos garantizados para el Estado, y una vez más, los que tendremos que garantizar y regular un consumo responsable seremos las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

¿Qué opináis: legalización de la marihuana SI, NO, O SI CON MATICES?

Vía| Ley Orgánica 1/92

Mas información| Noticias jurídicas

Imagen| Planta marihuana

En QAH| La historia no revelada de las drogas legales, Cannabis: tendencias reguladoras y España, Prostitución y drogas blandas

RELACIONADOS