Tecnología y Social Media 


La irremediable integración del mundo online y offline

Hace un tiempo tuve la oportunidad de contactar con una empresa dedicada a comercializar una solución basada en la tecnología Beacons para el sector de retail. Discutíamos sobre su utilidad en el mercado y el tiempo de aceptación que tienen estas nuevas tecnologías.

Curiosamente hace poco en el AVE he tenido la oportunidad de ver una película, “el poder del dinero” que también tiene como fondo la aplicación de éste tipo de soluciones. En éste thriller el protagonista siente que ha llegado a un punto muerto en la compañía tecnológica en la que trabaja (nada nuevo…) pero tras cometer una imprudencia, su jefe le propone un trato para evitar la cárcel: infiltrarse en la compañía de su principal competidor y actuar como espía industrial. Harrison Ford caracterizado sospechosamente como Steve Jobs es la compañía que tiene la nueva tecnología que cambiará el mundo y en la que el protagonista se infiltra. Al final (tranquilos, no os voy a hacer un spoiler, aunque no sé si sería un favor), utiliza una tecnología de proximidad para resolver el thriller. En un momento dado comenta… “siempre hay alguien escuchando”.

¿Estamos de lejos de este escenario? ¿serán las tecnologías beacon, unida a la explosión de dispositivos wearables el disparador de estas soluciones?.

Vamos por partes…Para los no iniciados un beacon (faro en inglés, no confundir con bacon, que es tocino…) es un pequeño dispositivo del tamaño de una moneda que emite una señal en la onda corta de la tecnología Bluetooh 4.0, cuyo alcance máximo es de hasta 70 metros. La señal, que se compone de tres valores numéricos, es única para cada aparato y puede ser localizada por otro dispositivo rastreador. A diferencia del GPS, los beacons funcionan dentro de los edificios con gran precisión. La activación de la conectividad Bluetooth consume mucha menos batería que el GPS y es independiente de la red de datos.

Con estas capacidades sus aplicaciones son muy interesantes. Algunas empresas basadas en ésta tecnología que me gustan son:

Pierdo y Encuentro.com , empresa de reciente creación que ofrece la aplicación de la tecnología Beacon como localización de objetos personales, a través de una aplicación móvil, en la que se configuran los dispositivos a seguir.

Invibe.me permite pagar con el teléfono, sin efectivo, sin tarjetas, al estar basado el pago en una aplicación de fidelidad, wallet, que es una versión avanzada de los clubs de fidelización. Empresas como Starbucks utilizan ya este tipo de soluciones.

Indeogogo es una solución de seguridad infantil, que consta de una pulsera y una App y la hemos creado para el control a distancia de personas, especialmente para el control de menores por parte de padres o tutores responsables, con independencia del lugar o de la cantidad de personas. La pulsera contiene un beacon que emite constantemente una señal de localización

Inmarket , que proporcionan servicios de plataforma para la utilización de beacons, recientemente fue nombrada por Fast Company el entorno mas grande de Beacons, llega a más 30 millones de usuarios activos mensuales a través de las mejores “shopping apps”

Beacondo una empresa inglesa que permite crear, sin necesidad de programas, en base a plantillas, apps que utilizan la tecnología beacon, o códigos de barras en un modelo fremium.

Y muchas mas en otros campos como la educación , los museos, etc… Hace ya un tiempo incluso Apple anunció en el lanzamiento de iOS 7 que este sistema operativo permitirá en el futuro convertir tanto el iPad como el iPhone en un ‘beacon’ emisor de señales (a los que llama ‘ibeacons’), por lo que los usuarios podrán configurar su propio mensaje, cuando esta función esté implantada.

Pero esta funcionalidad no va tan rápido como parece. Este mes de mayo en “neuromobile” resumen perfectamente la situación “Apple no está prestando un especial apoyo a los iBeacons últimamente. Pasada la euforia inicial, pocos retailers se han decidido a pasar de pruebas piloto a implantaciones definitivas. Por contra, otros ya han las han rechazado. El equilibrio entre invasión de la privacidad y personalización será un factor fundamental para usar los iBeacons”.

Aquí esta al mismo tiempo el valor y el talón de Aquiles de esta soluciones. La colocación de cientos de Beacons por áreas comerciales, aeropuertos, museos, tiene el riesgo de desbordar la privacidad de los usuarios con mensajes continuos, alertas, cupones y llamadas a la acción que conviertan la personalización en invasión y rechazo.

A día de hoy puedo tener una app con muchas descargas, pero no puedo identificar a los usuarios en el punto de venta y sobre todo de interactuar con ellos. La promesa de integrar el mundo online y el offline gracias a estas soluciones se puede convertir en una auténtica pesadilla para el usuario. Un mundo lleno de spam gracias a los “beacons” y usando un medio inseguro como es una conexión Bluetooth.

Yo no soy tan negativo. Creo que corremos un riesgo, como ha pasado con otras tecnologías especialmente en manos de personas con pocos escrúpulos comerciales, pero al final el usuario y las aplicaciones adecuadas encontrarán su lugar.
La promesa de integrar mas los mundos online y offline pasa por avanzar en la geolocalización y añadir servicios en los momentos de contacto.

Este paso imparable no sé si se resolverá por Beacons o por un mix de distintas opciones, pero claramente en un futuro cercano podremos (si encendemos el Bluetooth ) estar mas cerca de lo que nos interesa, ampliando en el mundo real, las capacidades de lo online.

Vía| Miguel Ángel Rodriguez Muñoz.

Imagen|mobilecommercedaily

RELACIONADOS