Historia 


La intervención soviética de Afganistán y el nacimiento de Al Qaeda

La invasión soviética de Afganistán, en diciembre de 1979, supuso una grave ofensa para el mundo musulmán, porque una potencia extranjera, había invadido un territorio islámico.

Osama Bin Laden

Por otra parte, la casa real saudí, los Saud, vieron en esta invasión una gran oportunidad para convertirse en los guardianes del Islam, si apoyaban financieramente la causa afgana. Eso le ayudaría a contentar a las masas de islamistas radicales que estaban surgiendo dentro de su propio país. Hay que recordar que en 1979, uno de estos grupos radicales, tomó la mezquita de La Meca y tuvieron que ser sometidos por asalto. La propia familia de los Bin Laden, proporcionó su maquinaria pesada para ayudar en el asalto final.

Los servicios secretos saudíes aportaron dinero y armas a la insurgencia afgana, de forma directa. Esta situación tan propicia, la aprovecha Osama Bin Laden para comenzar a diseñar su idea de yihad global, a la vez que prestaba sus servicios a la familia real saudí.

En el escenario afgano, los soviéticos sólo dominaban las ciudades, pero eran incapaces de controlar las zonas rurales. Ante las dificultades para subsistir en estas zonas, los habitantes optaban por pasar al otro lado de la frontera paquistaní. Allí los jóvenes eran reclutados para la insurgencia. Eran fáciles de captar, ya que prácticamente no les quedaba otra forma de vida.

Durante el conflicto la contribución de Bin Laden y de los muyahidines a la guerra afgana, fue modesta, se estima que al final de la guerra había entre 3000 y 5000, pero sólo unos 500 participaron directamente en los combates. En 1984 Bin Laden crea la Oficina de Servicios, encargada de controlar el envío de los voluntarios a Afganistán. Su amistad con el profesor Abdulá Azzam durante su época de estudiante, le valió para que este amigo propagase sus ideas en la Universidad Islámica de Islamabad y le ayudase a reclutar voluntarios para la yihad afgana. Además sus ideas las plasmó en un libro “Únete a la caravana”, que sirvió de doctrina para la futura yihad global.

El objetivo de ambos era el de recaudar fondos para la causa, lo que les llevó a la publicación de la revista Yihad, que con una tirada de 70.000 ejemplares, les dio la oportunidad de propagar sus ideales en el mundo musulmán. La idea de la yihad global según Azzam, no era sólo combatir en Afganistán o Palestina, se trataba de llevar a la ortodoxia islámica a todos los países musulmanes, además de recuperar todos los territorios que habían pertenecido a los musulmanes, incluyendo Al-Andalus.

Otro suceso de gran importancia para la creación de Al Qaeda, fue la construcción de su fortaleza, llamada “La Guarida del León”, en las montañas de Tora Bora, cerca de la ciudad de Yayi, utilizando los fondos recaudados de los acaudalados saudíes. Esta fortaleza, servía de base para mantener un ejército de voluntarios para la causa, la mayoría saudíes, pero también los había de otras nacionalidades.

Esta base proporcionaba protección para una importante ruta de entrada de suministros para los muyahidines

Ataque a las montañas de Tora Bora

afganos. Pronto los soviéticos vieron esta posición como un enclave peligroso para sus intereses y decidieron atacarla. En la primavera de 1987,  la sometieron a un fuerte bombardeo y al cabo de unas semanas Bin Laden decide abandonarla, destruyendo todo el armamento del que disponían en ella. Cuando descendían por la montaña, llegaron al campamento de Abu Ubaida y éste les conminó a que volvieran a la base y la defendieran. Así lo hicieron y bajo su mando consiguieron mantener la posición, derrotando a las tropas rusas. No fue una gran victoria militar, pero fue magnificada y sirvió como una poderosa herramienta publicitaria en el mundo musulmán. Además Bin Laden atrajo a su guarida a muchos periodistas occidentales, que lo entrevistaban y publicaban sus historias en los medios de comunicación de todo el mundo.

El origen del nombre de la organización “Al Qaeda”, proviene de una base militar para entrenar jóvenes, que construyó el hermano de Abu Ubaida, para luchar contra el invasor soviético. Este lugar se llamó “La Base”, que traducido al árabe es “Al Qaeda”.

Por lo tanto, se aprecia claramente lo decisiva y trascendental que fue la guerra afgana, para la aparición de Al Qaeda. Mediante ella Osama Bin Laden obtuvo fondos cuantiosos para su causa, captó a los primeros muyahidines que lucharían por la yihad, primero afgana luego global, consiguió difundir sus ideas entre una juventud enardecida por la invasión de territorio islámico por los herejes soviéticos, fundó su primera base y su primer campo de entrenamiento para adiestrar a los nuevos yihadistas y se hizo famoso con su “legendaria” resistencia en Tora Bora, ante el invasor ruso.

Esta guerra fue un medio sumamente eficaz para la creación del Al Qaeda y la difusión de sus ideales, porque en ella se conjugaron los factores de un país islámico atacado por fuerzas no islámicas, un territorio favorable para la instalación de bases de entrenamiento y el tiempo, al ser una guerra de tanta duración, que le dio la oportunidad de captar adeptos y extender sus ideas por el mundo.

Al Qaeda podría haber surgido y crecido sin la guerra de Afganistán, pero difícilmente hubiera nacido con esa fuerza inusitada y tampoco hubiese tenido esa velocidad de propagación en el mundo musulmán sin ese caldo de cultivo tan propicio.

 

Bibliografía:

Avilés, Juan (2011): Osama Bin Laden y Al Qaeda: el fin de una era. Madrid.

Torres, Manuel R. (2009) El eco del terror. Ideología y propaganda en el terrorismo yihadista. Madrid: Plaza y Valdés.

RELACIONADOS