Economía y Empresa, Marketing 


La importancia del producto y servicio para las empresas

Teóricamente, todo servicio o producto se podría definir por tres dimensiones:

– Dimensión básica: Que responde al beneficio o solución esencial que cubre, por ejemplo una hamburguesa que nos quite el hambre, un teléfono que nos permita comunicarnos o una cirugía que nos solucione algún malestar.

La importancia del producto

La importancia del producto

-Dimensión tangible o real: La cual profundiza en las especificaciones técnicas, ampliando el valor del mismo con características como la funcionalidad, el diseño, la calidad o la fiabilidad de una marca. De este modo no se ven de igual forma una pizza congelada que una hecha a mano, aunque ambas sacien nuestro apetito; no es igual ocupar nuestro tiempo de ocio viendo una película del oeste que un documental o acudir al taller del barrio en vez de ir a la casa oficial cuando se nos avería el coche.

-Dimensión ampliada o aumentada: Formada por aquellos beneficios adicionales que la firma ofrece al consumidor, como podrían ser el servicio de instalación, servicio técnico de averías, garantías o financiación.

Pues bien, debido a nuestro afán de consumo y la búsqueda de la comodidad, el mercado ha evolucionado generando productos y servicio que puede cubrir varias necesidades a la vez, esto podría suponer una ventaja frente al resto de competidores, pero a menudo se cae en el abarcamiento de muchos métodos, tecnologías o herramientas, y no se consigue destacar en ninguna. He aquí la importancia de la definición exhaustiva de cuál será la necesidad básica que cubriremos, que será el fuerte pilar del cual surgirán el resto de cambios, incorporaciones o nuevas creaciones.

Importancia del producto

CD-i de Philips

Un ejemplo de esto fue la consola que intentó lanzar la marca Philips en 1991 aprovechando el boom de los videojuegos y, la CD-i se intentó vender como un dispositivo multimedia que permitía reproducir películas en CD, jugar  con videojuegos, ver fotografías y escuchar música. Esta idea no pudo competir con los gigantes Sega y Nintendo.

De igual forma hay que atender a la calidad de nuestro servicio o producto, aunque la calidad es la característica subjetiva por excelencia. Podemos ofrecer para nuestros clientes las mejores prestaciones técnicas o las mejores materias primas en un intento de brindar calidad, pero como descuidemos algún detalle como la atención al cliente, la ubicación del local o incluso el momento en el que se ofrece, pueden hacer que la calidad percibida por el consumidor sea muy baja.

La importancia del producto

Red social Sixdegrees

La primera red social del mundo, SixDegrees.com partía de la idea de que todo el mundo está conectado por seis pasos, la idea era muy buena y la sociedad tenía curiosidad, pero hubo un problema, se creó en el año 1997 cuando aun no se disfrutaba de una conexión a Internet en la mayoría de los hogares, por lo que no se pudo desarrollar como idea para la vida diaria como han conseguido hacerlo otras redes sociales.

Por último, no se debe descuidar la dimensión ampliada, ofrecer un plan de financiación a medida, una garantía amplia, un buen servicio de instalación o de mantenimiento, puede suponer una diferenciación con la competencia, que se puede ver traducido en un incremento en las ventas.

Vía| Inspiración teórica , Ejemplos

Más información| Productos fracasados

Imágenes| ProductoCD-i , sixdegrees

En QAH| El dinero y su clasificación

RELACIONADOS