Economía y Empresa, Finanzas 


La importancia del ahorro en la Economía: ¿Qué significa ahorrar? (II)

Cuenta la leyenda, que un emperador chino contrató a un maestro ajedrecista para que éste le enseñara a jugar. A cambio, el astuto ajedrecista pidió al emperador que le pagase un grano de arroz en la primera casilla, dos en la segunda, cuatro en la tercera, ocho en la cuarta, y así sucesivamente hasta completar las 64 casillas del tablero de ajedrez. El emperador, atónito por la propuesta accedió, y cuando ordenó a sus siervos ir a buscar el arroz para realizar el pago, no había en el imperio ni en el resto de la tierra, suficiente arroz como para pagar al ajedrecista. Para que veamos la magnitud del pago, el emperador debió darle 21 granos de arroz por cada segundo transcurrido desde el origen del universo hasta nuestros días.

Con esta anécdota quería mostrar la importancia que tiene la realización de nuestras inversiones a través del ahorro, las cuales sirven para fabricar bienes de capital que a su vez crearán bienes de consumo y poder así satisfacer nuestras necesidades.

¿Qué significa ahorrar?

Desde la ortodoxia económica, se nos dice que esta acción individual nos conducirá al empobrecimiento colectivo. Nada más lejos de la realidad.  Cuando la sociedad en su conjunto decide aumentar el ahorro, se producen básicamente tres efectos:

El primero es la disparidad de beneficios entre aquellas empresas dedicadas a la fabricación de bienes de consumo y las que se dedican a la producción de bienes de capital. Las empresas más cercanas al consumo ven que sus beneficios disminuyen, siendo necesario un reajuste de sus factores productivos. Por el contrario, aquellas empresas alejadas del consumo, ven como sus beneficios se mantienen o aumentan, ya que están fabricando productos que serán utilizados dentro de un largo período de tiempo.

El segundo efecto es la disminución de los tipos de interés. Al disminuir los tipos de interés, éstos provocan que el valor actual de los bienes de capital aumente, lo que manda una señal a los empresarios para invertir en la producción de bienes de capital. Cuanto mayor sea la bajada en los tipos de interés, los empresarios dedicarán más esfuerzo en invertir los ahorros de la sociedad en procesos productivos más largos en el tiempo.

El tercer y último efecto que tiene un aumento del ahorro en la economía, es el aumento de los salarios reales. Al disminuir el consumo, los bienes finales tienden a reducir su precio, por lo que, el salario real de los trabajadores aumenta. La disminución de precios en los productos, lleva a las empresas especializadas en bienes de consumo a reducir sus márgenes de beneficio, lo que les conduce inexorablemente a deshacerse de los factores productivos.

Sin embargo, estos factores productivos no se quedan ociosos, sino que son demandados por aquellas empresas que se dedican a la fabricación de bienes de capital.

Este proceso dinámico que se produce en la economía, lleva a que la estructura productiva de la misma sea más sólida y cuyos procesos productivos sean más largos en el tiempo, lo que en definitiva,  llevará a que se produzcan más y mejores bienes.

 

Vía| Rodríguez Braun, Carlos; Ramón Rallo, Juan. El liberalismo no es pecado. Barcelona: Deusto, 2011, pp. 128-135.

Más información| Youtube

Imagen| Interés Simple y Compuesto. 

En QAH| La importancia del ahorro en la Economía: ¿Qué es una estructura productiva? (I) ; ¿Consumir o ahorrar? El dilema de las familias se traslada a los gobiernos

RELACIONADOS