Coaching Profesional 


La importancia de valorar el tiempo

Si no existiera el invierno, no cogerías con tantas ganas el verano. No disfrutarías tanto de ese helado sentados bajo un sol radiante, con un vestido de flores o unos pantalones cortos. Sin prisa, disfrutando del momento. No te tirarías de cabeza a la piscina y saltarías todas las olas de la playa.

Si todos los días fuera tu cumpleaños, no soplarías con tanto ahínco las velas. Ni sonreirías de oreja a oreja al abrir los regalos. Ni aparecerías tan pletórica en las fotos. No podrías bailar hasta que te doliesen los pies, hasta que sintieras tu cuerpo pesar una tonelada, y que no te importara en absoluto. Porque es tu día.

Si todos los días fuera Navidad, no podrías sentarte alrededor de esa mesa, alrededor de esa chimenea, o sencillamente en el sofá, y disfrutar de la compañía de tus amigos, de tus familiares. Las noches no serían tan buenas ni tan viejas.

Si todos los días comieras tu comida favorita, vieras tu película preferida, esa que por mucho que la ves no te cansas, que no comprendes cómo a alguien no puede gustarle. Si vistieras la ropa que mejor te sienta, y escucharas esa canción que te gusta tanto…

Valorar el tiempo

Valorar el tiempo

Si estuvieras las 24 horas el resto de tus días con la persona a la que más quieres, el tiempo con ella acabaría perdiendo su valor, dejaría de ser especial para ser eterno, dejaría de ser excepcional para ser algo rutinario. Y, es por eso, que decir hasta luego de vez en cuando está bien. Hasta luego al calor y al frío, a las camisetas de tirantes y a las de cuello alto, a la tarta que se acaba y la hoguera que se apaga, al tren que se va. De vez en cuando, decir hasta luego, está bien, sentir ese nudo en la garganta, porque así y sólo así sabrás que esos momentos han merecido la pena, que serán inolvidables y que volverán a su debido tiempo, cuando te estallen las ganas. Cuántas veces el tiempo ha pasado por delante de tus ojos, sin darte cuenta, sin vivirlo al máximo, sin aprovechar todas las oportunidades que se te han presentado. Valorar el tiempo.

Y mucho más importante, decir hasta luego no es para siempre, es un hasta pronto.

 

Imagen| Tiempo

En QAH| La prisa del tiempo

RELACIONADOS