Derecho Mercantil, Economía y Empresa, Finanzas, Jurídico 


La importancia de la regulación contable y la consolidación de cuentas

Es por todos  conocida la existencia de holdings  con presencia en multitud de sectores y mercados al mismo tiempo, en los que operan bajo el nombre de distintas marcas especializadas en distintos productos/servicios o clientes. Algunos de los más conocidos  son Inditex, Unilever, P&G o Grupo Volkswagen. Se caracterizan por estar  unidos bajo una única unidad de decisión (o varias si es una sociedad multigrupo).

No obstante, los grupos de sociedades son mucho más numerosos de lo que parece. Debemos tener en cuenta que:

 

-Fenómenos como la globalización y la evolución de las comunicaciones hacen indispensable llevar a cabo procesos de reestructuración (fusiones, absorciones, adquisiciones…) que permiten a empresas de todo tipo entrar en nuevos mercados y disfrutar de una serie de ventajas: aprovechar economías de escala, racionalizar su producción, eliminar segmentos que no son estratégicos y otras que facilitan su supervivencia en un mercado cada vez más competitivo.

-Muchos grupos se benefician de las posibilidades de posicionamiento que otorga el controlar distintas marcas. Por éste motivo en muchos casos no están interesados en publicitarse como un conjunto, la imagen de marca se trasladaría al resto del grupo tanto para lo positivo como para lo negativo. Esto es otra manera de diversificar riesgos.

Al margen de ello, se recoge en la normativa española y europea la obligación (según los casos) de mostrar a nivel contable la imagen  del grupo en su conjunto de manera  (preeminencia de fondo sobre forma) bajo unas determinadas directrices (NIIF/NOFCAC) y sin perjuicio de tener que presentar cada sociedad perteneciente  sus respectivas cuentas individuales. Este proceso de elaboración de cuentas anuales de manera conjunta es llamado consolidación, y es obligatorio en la mayoría de economías desarrolladas, aunque con normativas que pueden ser distintas pero con tendencia a converger.

De manera (muy)simplificada , la manera en la que se elaboran las cuentas anuales consolidadas  es realizando una serie de ajustes en las cuentas individuales de las distintas empresas que componen el grupo al final de cada ejercicio económico. Estos ajustes (homogeneizaciones, eliminación de operaciones internas, etc.)permiten agregar  toda la información en unas cuentas anuales representativas de todo el grupo.

Bien, ¿y para qué sirve la consolidación?

Hay muchas razones que justifican la necesidad de este proceso pero todas podrían resumirse en una: evitar el fraude (entendiendo por éste no solo el fiscal sino a todos los niveles).

Pongamos un ejemplo para verlo más sencillo: si tengo dos empresas que se dedican a la venta de un determinado producto X  y ninguna de ellas tiene los resultados deseados, como puedo decidir  qué compra cada una, puedo hacer que una le compre cantidades elevadas del producto a la otra. De esta manera se disparan los resultados de ésta última. Éstos son obviamente una farsa, pero resultaría difícil detectar el engaño si no existieran las cuentas consolidadas.

La cuentas anuales consolidadas no tratan únicamente con realidades como las expuestas en el ejemplo anterior sino con otras mucho más complejas que deben ser tratadas por quien las elabora (la sociedad dominante).

Como ejemplo negativo de ello podemos observar el caso Enron, cuyas fraudulentas prácticas  condujeron a la compañía a una irremediable quiebra en 2001 con serias consecuencias económicas en un entorno muy amplio:

Ésta  presentaba pingües beneficios año tras año, además de “fortalecer” su balance y resto de cuentas anuales mediante la técnica explicada en el primer ejemplo y mediante el traspaso de activos/pasivos hacia o desde otras empresas que creaba (y controlaba) con tal propósito (Entidades de Propósito Especial o SPE) con las que evitaba consolidar.  El esquema sería el siguiente:

 

De esta manera la empresa evita reconocer deuda en su balance

Método con el que la empresa evita reconocer deuda en su balance

 

 

No hace falta realizar un análisis muy profundo de las implicaciones que pueden tener estas prácticas y otras con la misma dinámica para ser conscientes de que la ausencia una eficaz regulación contable  que aborde toda la casuística posible es sin duda negativo para una sociedad, pues de evitar fraudes y las quiebras que provocan los mismos depende en gran medida  tanto  directa como indirectamente su desarrollo económico (empleo, atractivo de inversiones…)

 

Vía|BBC.

Imagen| Club Darwin.

En QAH| ¿Cómo medir la calidad en la cuenta de resultados? | La ley Sarbanes-Oxley

 

 

RELACIONADOS