Cultura y Sociedad 


La importancia de la comunicación interna

Muchos de vosotros habréis escuchado hablar alguna vez de la importancia de la comunicación en cualquier empresa, pero seguramente la mayoría no sabrá la verdadera repercusión que ésta tiene para cualquier organización.

En este artículo vamos a explicar qué es la comunicación interna y cuáles son sus objetivos.

Como punto de partida, hay que destacar que la importancia de la comunicación no es un fenómeno actual. La comunicación es uno de los principales ejes de la sociedad. El ser humano se comunica desde su existencia, es algo intrínseco a nuestra especie, siempre lo hemos hecho para conseguir cosas, para mostrar sentimientos, en definitiva para relacionarnos.481-1-481x230

En el ámbito empresarial, la comunicación es un elemento que durante mucho tiempo ha estado infravalorado, sin tener en cuenta el valor añadido que ésta aporta a una organización. La comunicación es conocimiento, y en un entorno cada vez más cambiante, es necesaria una buena estrategia comunicativa que consiga transmitir la esencia de la empresa.

Según Emi Solis, directora de cuentas del área de personas de Atrevia, “en comunicación interna no hacen falta grandes inversiones sino buenas ideas”. Por tanto, una estrategia de comunicación interna puede ser muy buena, a la vez que sencilla y económica.

Actualmente nos encontramos en la era dorada de la comunicación interna. Las empresas saben que los empleados son la pieza clave para transmitir los valores, la misión y la estrategia de su compañía.  La reputación depende en gran parte de la cultura corporativa, esto es la participación y el compromiso que los trabajadores tengan con la organización a la que pertenecen. Este sentimiento de pertenencia los convierte en los mejores embajadores de una marca.

Para conseguir estos objetivos, existen una gran variedad de instrumentos; facilitar la participación del empleado con espacios y canales de escucha, destacar su posición en la organización, la involucración de los líderes, y el empleo de herramientas tecnológicas y la gamificación (poderosa estrategia para influir y motivar a grupos de personas) son algunos de los elementos necesarios en una buena estrategia de comunicación.

Además, para transmitir la imagen deseada y mejorar la productividad y eficiencia de la empresa, no podrá faltar el reconocimiento, la continuidad y la identificación de los trabajadores con su organización.

 

 

Vía| Cincodias.com, Dircom.org

Más información| Gestión.org, ‘Nueva Comunicación Interna’ de Estudio de Comunicación

Imagen| Modusconsulting.es

RELACIONADOS