Coaching Profesional 


La imagen de la mujer en la publicidad: roles y estereotipos

La imagen de la mujer en la publicidad televisiva ha evolucionado notoriamente, especialmente desde los años 80 hasta la actualidad. La publicidad muestra a la mujer como aliada del mercado, sin embargo, regularmente proyecta una imagen de ésta basada en una serie de roles y estereotipos. El uso de éstos provoca no sólo actitudes de rechazo hacia la mujer por parte de la sociedad sino que, en ocasiones, puede atentar contra su dignidad.

La mujer como objeto que incita a la compra, desvinculada con producto

Anuncio de BMW, mujer-objeto

A pesar de que existen una serie de organizaciones que se encargan de controlar este tipo de publicidad, como es el Observatorio de la Imagen de las Mujeres, del Instituto Nacional de la Mujer, o la asociación Autocontrol, aún encontramos anuncios en la televisión que pueden considerarse machistas o sexistas.

Los tres roles más utilizados por los anunciantes son los siguientes:

–          La mujer como ama de casa, preocupada por el cuidado de los hijos y la satisfacción del marido.

–          La mujer como objeto que incita a la compra a pesar de estar desvinculada con el producto. Muy frecuente en los anuncios de coches.

–          La mujer perfecta preocupada por su físico, que cumple con las expectativas de la sociedad en cuanto a delgadez y altura.

A estos tres estereotipos se suma uno nuevo, el de “superwoman”, es decir, la mujer que no sólo se encarga del hogar y el cuidado de sus hijos, sino que tiene una ajetreada vida laboral y además tiene tiempo libre para poder cuidar su imagen como, por ejemplo, ir al gimnasio. Por lo tanto, es una supuesta mujer diez, la cual no libera a la mujer de la imagen estereotipada, y no supone ningún avance.

Este tipo de publicidad tiene graves consecuencias en la sociedad, especialmente en el público más joven. Cada vez son más los casos de anorexia o bulimia, entre otras enfermedades, que sufren jóvenes descontentas con su aspecto. No obstante, esto no sólo sucede en el público femenino, sino que cada vez son más los niños y adolescentes que se preocupan por su aspecto hasta tal punto de afectar a su salud.

Diferencias entre las campañas de Victoria's Secret y de Dove

Diferencias entre las campañas de Victoria’s Secret y de Dove

Por todo ello, por todos esos anuncios de mujeres perfectas os digo, la perfección no existe. Puede que tu pelo no sea lo suficientemente liso o rizado, que no te guste su color, o el color de tu piel, tus pecas, tus manos, que tus pechos no sean suficientemente grandes pero sí lo sean tus caderas. Puede que no seas capaz de estudiar, trabajar, cocinar, e ir al gimnasio a la vez, pero de eso se trata. No somos máquinas, somos personas, imperfectas, y eso es lo que nos hace únicas.

Y puede que esas chicas que están tras la pantalla de tu televisión sean más delgadas, más altas o tengan una mejor sonrisa, pero eso no lo es todo. La publicidad es eso, publicidad, y su objetivo es vendernos un producto, una marca. Ellas también tienen sus imperfecciones, y comparar nunca ha valido de nada. Tienes que plantarte frente al espejo y quererte, porque si no te quieres tú no lo hará nadie. Tienes que confiar en ti misma, en todas y cada una de tus virtudes que no tienen el resto y que te hacen tan especial. Quiérete. Porque todas y cada una de tus imperfecciones son perfectas para alguien.

Más información| Comisiones Obreras de Madrid, Mujeres en red

Imagen| Anuncio BMW, Campañas Victoria’s Secret y Dove

En QAH| Publicidad sexista: ¿Espejo de la sociedad?, ¿Qué es la publicidad desleal? ¿Y la publicidad engañosa?

RELACIONADOS