Tecnología y Social Media 


La III Revolución Industrial en Europa

Según Jeremy Rifkin, economista y asesor de la UE, todas las revoluciones industriales se han producido por una convergencia entre nuevos regímenes energéticos y nuevos regímenes de las telecomunicaciones. Así, la I Revolución Industrial (segunda mitad del siglo XVIII y principios del siglo XIX) se dio por la conjunción de la tecnología a vapor con carbón y la invención de la imprenta, y la II Revolución Industrial (segunda mitad del siglo XIX y principios del siglo XX) surgió también por la “unión” de la generación de medios de telecomunicación eléctricos (telégrafo, teléfono, radio….) y la introducción del petróleo y el motor de combustión.

Ahora, en esta primera mitad de siglo XXI estamos llegando el fin de la era del petróleo, su precio no para de subir mientras sus reservas se van agotando, además el uso de este combustible fósil  a lo largo de los años ha provocado un aumento de las emisiones de CO2, con el consiguiente calentamiento de la tierra. Por lo tanto, parece ridículo seguir subsistiendo a base de un bien escaso y limitado que, además, perjudica nuestra salud y nuestro medio. Por ello las decisiones económicas y políticas que los dirigentes europeos están comenzando a tomar están condicionadas por el coste de la energía fósil y el deterioro del medio ambiente que éste lleva aparejado, ejemplo claro es la Estrategia 2020, y es aquí cuando empieza a perfilarse una posible III Revolución Industrial producida por la  conjunción de internet y un nuevo régimen energético, las energías renovables.

Esta III Revolución Industrial se compone de tres pilares;

1º. Energías Renovables; el uso de este tipo de energía es necesario al tratarse de recursos naturales e ilimitados, poco dañinos con el medio. Paulatinamente el coste de estas energías limpias se va abaratando de manera que cada vez serán más accesibles, tanto para las empresas como para los particulares, aumentando así su uso en detrimento de los combustibles fósiles.

2º. Tecnología de almacenamiento; toda esta nueva energía que se está produciendo y se va a producir necesita ser almacenada, de este modo no se desperdiciará y su coste disminuirá, hay que recordar que las energías renovables son intermitentes, viento, sol…. por eso es necesario poder almacenarla, y el medio más eficaz es el hidrógeno, ya que es un elemento abundante aunque no de forma libre. Las ¾ partes de nuestro planeta está cubierto de agua, que contiene hidrógeno, la energía sobrante de las renovables se puede usar para separar la molécula y obtener hidrógeno, la ventaja es que al usar el hidrógeno se obtiene agua como subproducto, por lo que el ciclo se cierra.

3º. Red eléctrica inteligente; el nuevo plan energético europeo ya contempla la transformación a una red interconectada, esta nueva configuración de la red eléctrica deberá seguir el mismo modelo que internet, y se compone de tres elementos.

Mini-redes, este tipo de redes permite a todos los usuarios (viviendas, pymes y grandes empresas) generar su propia energía renovable, mediante generadores eólicos, paneles fotovoltáicos, etc, y poder abastecerse cuando no estén conectados a la red.

Tecnología de medición inteligente, permite un sistema bidireccional, ya que el pequeño productor puede vender energía a la red eléctrica del mismo modo que puede retirarla de la red para su consumo.

– Software, mediante el que se puede conocer el nivel de energía que se está consumiendo en todo momento y lugar, esto permite reconducir los flujos energéticos y sus usos durante las puntas de consumo máximo y mínimo, y ajustar a tiempo real el precio de la electricidad.

Con este tipo de redes inteligentes no sólo se beneficia al consumidor, sino que también se mejora la distribución de la electricidad, lo que se denomina como “democratización” del sisitema energético.

La Comisión Europea creó una Plataforma Europea de Redes Eléctricas Inteligentes, y ya en 2006 redactó un documento estratégico con la finalidad de transformar la red eléctrica europea en una red inteligente, descentralizada e interactiva. En 2007 el Parlamento Europeo adoptó una declaración por la que instaba a una transición a las energías renovables, a una economía del hidrógeno y a la creación de redes eléctricas inteligentes.

La III Revolución Industrial está en marcha.

 

 

Vía| La III Revolución Industrial. Como el poder lateral está transformando la energía, la economía y el mundo. Jeremy Rifkin (2011).

Imagen| Teclado

En QAH| ¿Qué es la Estrategia 2020?Los Órganos de la Unión Europea: La Comisión (II)

Vídeo| YouTube: Entrevista a Jeremy Rifkin

RELACIONADOS