Cultura y Sociedad, Historia 


La II República y el espejismo de su victoria (I)

Hagamos un poco de historia-ficción. Mediante este artículo (la primera parte de una serie de dos) intentaremos dar respuesta a unos interrogantes que partirían de un hecho que sólo puede plantear nuestra imaginación: una II República victoriosa tras la sublevación de los militares rebeldes encabezados por el general Franco, o tras los cruentos años de Guerra Civil. Asimismo, en la segunda parte, y partiendo de esta ficción, abordaríamos la problemática internacional que una II República vencedora habría provocado, en un mundo que se arrojaba al abismo de la II Guerra Mundial.

¿Cuál habría sido la suerte de la República de haber sofocado la rebelión acaudillada por Franco nada más nacer?. De haber estallado finalmente la guerra, ¿qué habría ocurrido si la hubiese ganado la República?

A la primera de estas preguntas podríamos responder de la siguiente manera; tras un fracaso del alzamiento del 18 de julio (no habría habido Guerra Civil) se hubieran podido desarrollar tres posibles escenarios: el predominio continuado de un Frente Popular republicano de izquierdas, el nacimiento de una coalición moderada de centroizquierda o bien el triunfo de la izquierda revolucionaria. Stanley G. Payne, historiador hispanista estadounidense, afirma que la segunda hipótesis habría sido la única que hubiese permitido una salida democrática a la crisis, pero que fue rehusada por el gobierno antes de la rebelión y es por tanto improbable que se hubiera realizado después. Teniendo en cuenta estos aspectos, Payne remarca que la auténtica cuestión hipotética sería plantearse si en aquella época “la sociedad española estaba verdaderamente preparada para la democracia”.
El gobierno del Frente Popular, con Azaña a la cabeza.

Una victoria sobre la sublevación de Mola y Franco habría significado, probablemente, un importante empuje para el Frente Popular y para Azaña sobre todo. No olvidemos que no fue sino hasta el aplastamiento del golpe del General Sanjurjo en 1932 cuando el régimen pudo sustentarse defintivamente. Aún así, la propia configuración del Frente (aglutinando a todas las izquierdas en un grupo no homogéneo) significaba una bomba de relojería para el gobierno. La suerte de la República habría estado en manos de la habilidad de los políticos y, sobre todo, de la concordia de una sociedad que se radicalizaba a pasos agigantados. De todas formas, como antes dicho, una victoria sobre los sublevados habría sido un grandísimo golpe de moral para el régimen, aunque cabe preguntarse si tan fuerte y poderoso como para enterrar definitivamente las ansias golpistas del núcleo duro de la derecha española. Habría sido, como hemos dicho, la mano izquierda de Azaña, nunca mejor dicho, el principal factor a tener en cuenta en este tiempo ficticio; pero, ¿habría valido para tener paz en una República maltrecha?

Tanque utilizado por el bando republicano, de tipo BT-5, de fabricación soviética. La URSS fue el único país que socorrió a la República con armas y tanques.

Quizá la respuesta sea no. En este caso, pensaríamos en un conflicto civil, como el que hubo realmente, como inevitable. Aún así, nos preguntaríamos, ¿qué habría pasado de ganar la guerra la República? En primer lugar, la paz social, algo inevitable después de un conflicto civil, habría llegado a España a costa de la eliminación física de los enemigos de la República; pero, ¿qué tipo de régimen habría sido el resultante? lo que está claro es que seguramente habría sido uno de corte soviético, al menos si tenemos en cuenta la ayuda que la URSS brindó a la República sobre todo en los últimos años de guerra. En este caso, Stalin habría reclamado “su parte del botín”, es decir: habría sido muy importante su influencia en la instauración de este nuevo régimen republicano. Y esta influencia habría lidiado con las potencias occidentales, a quienes un régimen de influencia soviética en pleno corazón de Occidente habría significado un verdadero problema. Pero estas cuestiones las plantearemos en la segunda parte de este artículo.

RELACIONADOS