Jurídico 


La identificación post-accidente aéreo

En los últimos meses hemos conocido bastantes accidente de avión, que antes era muy difícil que ocurriera, aunque la mayoría de estas catástrofes en aerolíneas, se producen por diversas causas, ya sean climatológicas o terroristas, lo cierto es que en tan poco tiempo, han sucedido de manera continuada tantas desgracias que han llevado a la desconfianza en este tipo de trasporte.

Pero detrás de estas causas y de un grave accidente de avión, comienza la labor de numerosos expertos, medios forenses y demás profesionales integrados o no en unidades del estado para accidentes aéreos especializados en estos hechos.

Pero ¿es difícil identificar un cadáver? Tras un avión calcinado los cuerpos de los fallecidos se encuentran en una situación lamentable, siendo en algunas situaciones muy difícil de identificar. Las quemaduras pueden llevar a la destrucción o alteración de las partes blandas e incluso de los huesos. flickr-4950922235-medium

Cuando el fuego ha actuado durante mucho tiempo o se ha alcanzado temperaturas muy elevadas el cuerpo se encontrara totalmente irreconocible hablándose en ambos casos de carbonización cadavérica.

El cuerpo se puede encontrar totalmente carbonizado, hasta el punto en que el cráneo, tórax o abdomen hayan estallado, es muy importante en que parte del cuerpo actúe el fuego, ya que no todos los cuerpos carbonizados se encuentran en la misma situación. Depende sobre todo del accidente, y de la gravedad de las quemaduras, ya que si estas son de un nivel avanzado obstaculizara la investigación de identificación.

Por lo que la labor de los expertos es componer un cuerpo con piezas sueltas, o por lo menos encontrar partes del mismo para ponerle un nombre, ellos analizan la zona y extraen todos los restos humanos que encuentren. Algunos de ellos estarán en mejores situaciones por lo que la identificación puede ser más rápida, pero otros no y ello llevara un proceso más largo.

Una vez encontrados restos sueltos de cuerpos humanos, se procederá a la difícil tarea del análisis e identificación que se podrá llevar a cabo mediante las técnicas de ADN, cuando el mismo sea posible o a través también de muestras extraídas a familiares para concretar el cadáver con su identidad. El objetivo no es otro que analizar a través de un órgano, hueso o cualquier otro, a que persona pertenece, para ponerse en contacto con la familia y comunicarle el trágico final.

En otro sentido, además de la identificación por ADN, por muestras capilares, o por huellas dactilares,  es muy importante también la labor de los dentistas comparando fotografías e informes sobre las piezas dentales encontradas con la de los historiales dentales de cada uno.

En algunas ocasiones aunque los cuerpos se encuentren con quemaduras pero pueden ser visiblemente reconocibles, en otros casos queda poco de los cuerpos humanos, siendo en  ocasiones escaso y en avanzado estado de descomposición, pero con lo poquito que se rescataría de cada cuerpo podría ser suficiente para analizarlo y proceder a su identificación. Pero sin duda los peor, es no encontrar ninguna muestra de cuerpo humano que haga posible verificar la identificación de más cuerpos humanos. Labor muy costosa y complicada la que tienen que realizar estos profesionales, de la que depende la esperanza de numerosas familias

Info| Scielo

Imagen| Creative Commons

RELACIONADOS